Portada » 5 clichés de fantasía que detesto (con todas mis fuerzas)

fantasia cliches

5 clichés de fantasía que detesto (con todas mis fuerzas)

¡Alto ahí, que te veo venir! “A ver qué dice esta sobre las cosas que salen en mi novela”, murmuras entre dientes, y al bajar por la lista tus pupilas se contraen al darte cuenta de que uno o varios de estos puntos están en tu novela. Ruges y me maldices, y corres a comentarme que quién me creo yo que soy para decir que tu novela de fantasía es mala.

Pues nadie. Probablemente no me haya leído tu novela. Probablemente ni siquiera sepa cómo se titula, o si existe. Quizás tu novela haga un uso ingenioso del cliché y lo subvierta. Quizás tu novela haga un uso literal del cliché y, a pesar de todo, no esté mal. O quizás tu novela sea mala.

No lo sé. No la he leído. Probablemente.

Como diría un sabio (?) barbudo: “No es el cliché el que hace mala la novela, pero es la mala novela la que quiere que los clichés sean la novela”. O algo así. Si te acuerdas de mi artículo de la semana pasada, comentaba 5 cosas que me atraen irremediablemente hacia una historia. Eso no quiere decir que la atracción fuese a culminar en amor eterno. Si la novela tiene una magnífica descripción de una ciudad aérea en la que el protagonista asexual vive con sus veinte familiares, pero la trama es lo más insulso que te puedas echar a la cara, nuestro affaire está condenado tan pronto me dé cuenta.

Por el contrario, si la novela está acosada por un millar de clichés pero tiene virtudes tales que me permitan sobreponerme a la reticencia inicial, igual me acaba encantando. Yo que sé. Sorprendedme.

1 – ERA TODO UN SUEÑO

Pls don’t.

Voy a poner este primero porque es tan evidente que me provoca dolor físico. Se puede subvertir, pero tienes que preparar un foreshadowing suficiente para que el lector no se sienta traicionado cuando llegue al momento en que todo se desvela. En el caso que he enlazado arriba, ¿veis cómo la autora etiqueta el cómic como “un romance surrealista”? ¿Cómo habla de “total mind-fuck”? Bien. Cuando empezó, no avisó a nadie de lo que pasaría. Había dos o tres pistas exiguas aquí y allá que tenías que recordar durante dos años mientras, tres veces por semana, Rosalarian subía sus páginas y avanzaba la historia.

yu+me

Cuando lanzó el “Todo era un sueño”, me sentí muy traicionada. Hubo cierto revuelo y Rosalarian trató de defenderse diciendo que la historia estaba planteada así desde el principio y que no se trataba de un truco sucio. Además, aún quedaba la mitad del cómic. ¿Qué pasa cuando los personajes despiertan? Pero yo no quería seguir leyendo. Me había pasado dos años creyendo que la historia que seguía era un romance costumbrista y no estaba preparada para que los personajes se lanzasen a vivir aventuras por el mundo de los sueños. Todo lo que había pasado era mentira, e incluso algunos amigos íntimos de la protagonista no eran más que actores del Mundo Sueño para interpretar su papel. En realidad, eran egoístas e insoportables.

Pues vaya mierda.

La historia era valiente y entretenida. Supongo que si lo leyera ahora, sabiendo desde el principio que en algún momento todo se vuelve una locura, estaría preparada para enfrentarme a rupturas de realidad. En una obra terminada, no es difícil pasar el luto de perder a unos personajes a los que has conocido sólo hace unos días. Pero en un webcomic en curso, después de años reales de leer cada día, sin previsión, resulta una traición barata.

Con todo, Rosalarian es una pedazo de dibujante. Su serie I was kidnapped by lesbian pirates from outerspace me parece una maravilla.

2 – El líder elegido

Lo hemos visto diez mil millones de veces. El elegido (por una profecía, por una señora en un lago, por las estrellas, por su prima la de Cuenca) sale de su pueblucho, vive aventuras y llega al fortín de sus aliados justo cuando las Fuerzas del Mal (TM) están a punto de atacar. Los aliados, guerreros experimentados que llevan luchando esta guerra desde que el elegido plantaba patatas, se vuelven hacia él y le entregan el mando. Del fortín, del ejército o del reino, una vez liberado.

Por qué.

Este crío acaba de llegar y no ha luchado una batalla en su vida. ¿Qué va a saber de dirigir las tropas? ¿Por qué gente que no le conoce de nada le da el mando? ¿Por qué le siguen? ¿Por qué les inspira? ¿Por qué no le pegan un capón y suplican al antiguo comandante que tome el mando? Es lo que haría yo.

O lo que es aún mejor: el elegido rechaza el mando porque “no se cree preparado” o “no cree merecerlo”… ¡y entonces los demás insisten en entregárselo porque “el que no lo desees no hace sino demostrar que eres el más apto”!

Vamos a ver, escucha. Si alguien dice no creerse preparado o rechaza el cargo, probablemente no esté preparado para ser un líder. Demonios, no serán pocos los que deseen el poder y demuestren que son completamente ineptos para llevar las riendas de algo. Tal vez lo más oportuno sea una mezcla de deseo de ser líder y capacidad para ello, ¿no?

slytherin
Por si no se notaba que éramos los malos designados, hemos practicado pose.

La ambición (aunque Rowling se empeñe en dejar a los Slytherin como villanos de paja) no es mala, y rechazar a aquellos que la tienen a la hora de escoger el liderazgo condena al reino o al fortín, o lo que sea, a líderes pusilánimes.

Hace un par de años leí una novela fantástica con todos los clichés que puedas imaginar en la que también caían en esto. Elegían a una humana de catorce años como reina de los elfos because why not. Pero todo salía bien, por supuesto. Ella era la elegida.

3 – El entrenamiento en dos minutos

Hay gente que tiene talento especial para la lucha, igual que hay quien puede tragar cristales o cuenta con una habilidad especial para absorber agua (y ganar Nobeles de literatura, que lo cortés no quita lo valiente). Pero el talento sin afinación no es nada, y como dice Ana Katzen en su serie sobre luchas realistas, un tipo talentoso sin un día de entrenamiento va a acabar por los suelos si se enfrenta con alguien experimentado.

matrix
Hasta cuando se aprende sin esfuerzo, el elegido lo hace todavía más rápido de lo normal

Pero no. El protagonista, en cuestión de semanas, supera a todos sus maestros. No sólo aprende a luchar, sino que es un táctico experto, jinete sin par y mago poderosísimo. Y todo, como he dicho, en dos o tres semanas.

Gabriella Campbell no deja de repetir que para dominar una habilidad hay que dedicarle 10.000 horas. Imagínate dominar tres o cuatro.

4 – La monarquía es señal inherente de bondad y pureza

Lo hemos visto mil veces. La aventura culmina en la coronación del Verdadero Rey y el reino se regocija durante los siguiente cuarenta años en los que este tipo gobierna con sabiduría y bondad, porque es el Verdadero Rey y para eso le hemos coronado, ¿no?

Story time.

Napoleón le dijo a Carlos IV en plan colega: “Oye, macho, que estoy aquí en plan imperialista y liándola por toda Europa, pero te prometo que si me dejas pasar ataco sólo a Portugal y tú y yo quedamos guay.” Y Carlos IV dijo “Claro, bro”. Y entonces Napoleón entró, pero ya que iba para Portugal fue colocando tropas en puntos estratégicos para ocupar España. Carlos IV dijo NO ME LO ESPERABA PARA NADA e, indignado, cogió a su familia y se exilió después de abdicar.

Los franceses tenían ideas guays, pero se pasaban bastante de la raya. Se formó una resistencia española y durante varios años minaron a los franceses mediante guerra de guerrillas. La idea era hacer retornar al heredero de Carlos IV, Fernando VII, al que apodaban El Deseado. Él acabaría con la tiranía de los franceses y traería consigo la paz y el amor que los españoles merecían porque era el Verdadero Rey.

aerys ii fantasia
La legitimidad monárquica es tope sexy. Que se lo digan a Aerys.

Lo consiguieron. Y El Deseado lo agradeció cancelando reformas, devolviendo a España al Antiguo Régimen más rancio y haciendo ejecutar a los guerrilleros que habían luchado por él. Vivalrey. Lo cierto es que la historia de España en la etapa borbónica es bastante tronchante. Y deprimente. Pero sigo con la fantasía.

No estoy diciendo que los reyes de tu novela tengan que ser unos egoístas depravados, pero raro sería un rey que tuviese una aceptación total (más allá del malvado, malvado duque que está detrás de toda la conspiración) y que no cometiera errores. Las dinastías implicaban seguridad y estabilidad, y venían revestidas de la idea de que un poder divino las había ungido para que gobernasen a los hombres. Nadie quiere guerras sucesorias (excepto tu malvado, malvado duque). Pero los problemas no se solucionan mágicamente cuando el legítimo soberano se sienta en el trono. Quizá sea un cabrón. Quizá tome malas decisiones. Quizá la facción usurpadora jamás sea derrotada del todo y siempre vaya a tratar de instigar levantamientos. Piensa.

5 – Empezar la novela con el nacimiento del protagonista

Yo nunca he estado en un parto medieval (o en un parto a secas), pero por lo que sé siempre hay criadas que dan vueltas por la habitación y piden agua caliente y paños blancos. La mujer grita mucho y está tendida en la cama. El padre está fuera acompañado de un amigo o familiar, muy preocupado. Una tempestad ruge contra las ventanas. La mujer da a luz a un crío berreante y alcanza a besarlo o nombrarlo antes de morir en un lecho de sangre (lo de la mortalidad en el parto siempre es 10/10 si se trata de la madre de un prota). No es raro que el padre, lloroso, salude a su bebé pensando que “al menos ha nacido el elegido que necesitamos”. Y tampoco es raro que toque echar a correr porque vienen las huestes del mal.

¿Qué… qué aporta todo esto? ¿Qué me importa a mí que una señora a la que no conozco muera dando a luz a un bebé elegido que me la trae al pairo? ¿Vamos a seguir la historia de cómo el padre cría al niño? No. Vamos a dar un salto de quince años o más para arrancar la trama. Entonces… ¿por qué me has contado todo esto?

Hay una noción a la hora de escribir novelas que dice que hay que arrancar lo más tarde posible. ¿Puedo saltarme el parto? La respuesta es casi siempre sí. No hace falta, en serio. Todo el mundo nacemos de manera similar.

wonder woman
Excepto Wonder Woman. Si tu personaje sale de la arcilla, entonces cuéntalo, por favor.

Recordemos que los clichés son lugares comunes que se han popularizado porque funcionan. Pero, como siempre, os animo a darle una vuelta de tuerca a lo que estáis acostumbrados a encontrar. La originalidad por la originalidad es vacua, pero la repetición es somnífera.

¿Cuáles son los clichés que odias tú? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Por cierto: En mi página de Facebook voy a sortear un par de cosas. Si no lo has leído todavía, ¿a qué esperas?

¿Te ha gustado? Aquí tienes más:

La guía definitiva para escribir personajes femeni... Me encuentro muchas discusiones en Twitter sobre los personajes femeninos fuertes (que son los únicos que merecen la pena, a ver) y he decidido aporta...
Cómo crear personajes interesantes Toda trama necesita actores. Pero los personajes no son marionetas vacías que dicen el diálogo sin sentimiento o cuentan la historia sin más. El lecto...
5 cosas que los escritores pueden aprender de El M... Debo de ser de las pocas personas a las que les gusta de verdad el cine español. Me gustaba desde antes de que fuera cool, antes de Celda 211y de Oc...
Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

22 comments

  1. Piteas says:

    Enamorarse del buen chico.

    El prota -¿solo pasa con tios?- no es el más guapo ni el más fuerte, pero se lleva a la chica (interés romántico pret â porter) porque ella mira en su interior y se da cuenta de que el es un buen tio y la quiere.

    Esto solo va en un sentido ¿eh?. La tía puede que tenga o no buen interior, pero siempre es escultural (aunque a veces haya que quitarle las gafas).

    Me revienta además que ni siquiera sea una relación romántica: es un premio más, como el reino, el jarrón Ming o el descapotable.

    Agradecí “Atentando”, de Amelíe Nothomb, por como soltaba un zasca en los morros a este puñetero cliché.

  2. Yu+me, Dream. Yume es sueño en japonés y Dream en inglés (aunque supongo que ya lo sabías). ¿Cómo ha podido colártela? XD Supongo que no era tan obvio al principio. Aunque está guay eso de no terminar la historia cuando se despierta. Piensa que podría haber sido peor… PODRÍA HABER SIDO TODO UN SUEÑO DE ANTONIO RESINES.
    Ay, lo del nacimiento. ¿Eso todavía se sigue viendo? No me lo puedo creer.

  3. Cano says:

    Me siento como un jugador de balón prisionero esquivando clichés 😀
    Y sí, Fernando VII bien podía haberse quedado en el exilio. Con una losa de plomo encima.

  4. Faye says:

    Es gracioso porque empecé a leer en plan “buff, seguro que cumplo alguno” y luego leí el principio del post y fue como DIOS ME HA PILLADO XD Y al final resulta que no cumplo con -ninguno- de ellos, haces que me sienta confusa ahora XD

  5. Pues mira, en el del elegido lo tenía pensado para una de las novelas de fantasía que nunca escribiré, pero dándole un bonito giro final que seguramente a alguien se le haya ocurrido ya xD

    • Rocío says:

      En Guerreros del sol, yo intento retorcerlo un poco y en varios sentidos. La elegida por los signos huye incapaz de enfrentarse a las expectativas de la gente. Luego, cuando toma el poder, sus decisiones disgustan mucho.

  6. Shiorita says:

    Te vas a reir de mí: llevo desde que te conocí este verano leyendo tu blog sy creo que aún no me puse en serio a comentar. Creo que fue porque julio esuve super centrada en el NaNo y agosto ha sido una locura atroz. Pero aquí estoy, yay me.

    La verdad es que al principio pensé que los cumpliría todos, pero luego me di cuenta que aún estando en las primeras fases del Worldbuilding no creo que lo haga porque también detesto mucho, MUCHO, esos clichés. Aunque es posible que el que más me ofenda es el del elegido. Una persona que no tiene ni idea de nada, de pronto lidera un ejército. Por lo menos en HP, Harry se molesta en entrenar a su ejército dos libros antes con lo que ha aprendido los cinco anteriores. Y está al mando del Ejército de Dumbledore, no del ejército de aurores, que lo tratan como un adolescente, porque ES un adolescente.

    Por cierto, enamorada me hallo del resto de tus entradas. A ver cuando cobro, y saldo mis deudas con el Gobierno Americano y puedo comprarme Horizonte Rojo, que llevis dándome mono dtodo el verano.

    Un beso. ^^

  7. Puck says:

    Jajá… después de leer el título pensé: “se la voy a liar y le voy a decir que seguro que se puede hacer una novela cojonuda con esos clichés y…”

    Y la primera en la frente. ODIO ODIO ODIO lo del sueño. Y si me lo hacen, sin que yo lo sepa, ya puede ser algo corto y tonto o mando el libro a tomar por saco.

    La del líder elegido… bueno, a veces no le ponen al mando, sino que les sirve para “¡Tropas! ¡MIrad! El líder elegido que los Dioses profetizaron. Ahora id a la batalla y morid que seguro que ganamos.” Toma Boost a la moral. El problema es dejarle mandar si es inútil. Para dirigir ejércitos/batallas hace falta algo de idea del asunto.

    La del entrenamiento creo que es algo que sirve para distinguir a un tipo de escritor de otro.

    La de la monarquía… uf, sí, esa se da incluso en buenos escritores, pero cada vez aparece menos.

    La quinta… yo no la he visto tanto, y mientes, sí has estado en un parto.

    Pd: ¿Quién es la muchacha a la derecha de Drako&goons? Tiene pinta de mala pero no recuerdo que dijera una frase en todos las pelis.

    • Rocío says:

      El Elegido como boost de moral es estupendo. En Los Juegos del Hambre, una de las cosas que mejor muestran es la importancia de la propaganda en una guerra, y el uso de un héroe simbólico (o mártir, todavía mejor) para mejorarel ánimo de las tropas. Pero lo de darle el mando… Ejem.

      Y es verdad, me has pillado. En un parto sí que he estado (¡aunque podría haber sido cesárea!).

      La chica es Pansy Parkinson, probablemente.

      • Puck says:

        De todas maneras, del “elegido/a” no nos vamos a librar, y podría nombrar diez libros/sagas con “elegidos” que si me gustaron. La cuestión es que bien hecho sale muy bien y mal hecho quieres meterte plastidecors por la nariz.

        No tienes tanta cabeza como para ser cesárea y te lo dice un cabezón 😛

        No hacía yo a P. Parkinson así, sino más con cara de lerda choni (porque creo que en los libros lo único que hace es rebuznar cuando Drako hace o dice algo). A esa cría hasta podrían haberle dado personalidad (o a su peluquero).

  8. TONY MOREIRA RODRIGUEZ says:

    Las expreciones dadas bastantes novelisticas tienen una creatividad muy importante de lo real e imaginario que hacen interesante la lectura al ler cada parrofo se vuelve mas atractiva para tratar de descrivir y lo apasionante cuento literario

  9. Antikachu says:

    “Triángulos amorosos”. Ya si le añades “en un mundo distópico post-apocaliptico, que sea un Juegos del Hambre 2.0”, se lleva la palma. Creo que no necesito explicar mucho más. Todos son iguales, sabes cómo va a acabar en cuanto ves que empieza y, por norma general, son insulsos y poco realistas.
    Sigo esperando encontrarme con una historia en la que a la tía, por petarda y no darse decidido, la manden a la mierda y los otros dos lados del triángulo (el bonachón, y el chico sexy del pueblo, por supuesto) se vayan cada uno por su lado de fiesta.

Responder a Faye Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *