Portada » 5 cosas que los escritores pueden aprender de El Ministerio del Tiempo

El-ministerio-del-tiempo

5 cosas que los escritores pueden aprender de El Ministerio del Tiempo

El-ministerio-del-tiempo

Debo de ser de las pocas personas a las que les gusta de verdad el cine español. Me gustaba desde antes de que fuera cool, antes de Celda 211y de Ocho apellidos vascos. También me gustaban las series españolas. Hasta vi Hispania, a pesar de que los capítulos fuesen eternos y saliese Juan José Ballesta. Es que había romanos…

Ni qué decir tiene que, cuando se anunció El Ministerio del Tiempo, no supe si alegrarme o santiguarme. No estaba segura de que quisiera ver una gran idea destrozada por el canon español, pero sabía que las series de RTVE tenían muy buena producción. La última histórica que intenté ver fue Águila Roja y tardé media hora en cambiar el canal. ¿Me atrevería con esta?

De repente, mi TL de Facebook se llenó de elogios a la serie. En Tumblr hasta hacían fanarts, y en blogs roleros se hacían aventuras ministéricas que servían además para enseñar historia. Para una serie española, eso es grave. Así pues, en marzo del año pasado, me puse a verla… y me encantó.

Después del capítulo de este lunes y en una inspiración de esas que brotan en la ducha, me di cuenta de la lección que pueden darnos Olivares y su gente sobre esta serie y la manera que tienen de crearla. Yo os animo a que la veáis si no lo habéis hecho ya. Mientras tanto, aquí os dejo estos cinco puntos:

1. Sé fan de tu trabajo

Todos los que trabajan en El Ministerio del Tiempo, ya sean escritores, actores, figurinistas, editores o productores, son ministéricos. Si quieres hacer algo bien, ayuda mucho que te guste. Cuanto más te apasione, más a gusto trabajarás en ello y más lucharás por terminarlo. Ese amor y buen hacer se transmite a tus lectores. Si tú no apuestas por tu obra, nadie lo hará.

2. No temas arriesgarte

El Ministerio del Tiempo es una serie española de ciencia ficción y fantasía en la que la historia tiene mucho peso. Dicho todo junto da vértigo. Y da miedo. Tanto miedo como supongo que pasaron los Olivares al presentar la serie, y como debieron padecer todos los que han trabajado en ella cuando salió el episodio piloto.

La tele española se nutre en su mayoría de series costumbristas, sobre todo de comedias. En muchas ocasiones, de comedias chabacanas y horteras. Todo interiores, por supuesto, y siguiendo el canon de Médico de Familia en lo posible: un señor mayor para los abuelos, un niño para los niños, líos amorosos de adolescentes para los ídem y una criada andaluza con mucho arsa para que nos ríamos mucho con ella. Además, hay que meter tanto product placement como sea posible y alargar los capítulos una hora y media o dos horas.

Si me llegan a decir que iba a ver esto...
Si me llegan a decir que iba a ver esto…

Romper con eso y ofrecer un producto de calidad, crítico con la situación española actual, de FANTASÍA y CIENCIA FICCIÓN, y esperando que a la audiencia le interese y reconozca las situaciones históricas tiene bemoles. Me quito el sombrero por Olivares y RTVE.

Así pues, no temas arriesgarte. Aunque tu novela sea una cosa loca, tira para adelante. Termínala y ya veremos. Seguro que a alguien le gusta. Aunque no cumpla el canon a la perfección o no sea para todo el mundo, inténtalo. No merece la pena repetir lo que han hecho otros, aunque…

3. Aprende del trabajo de otros y respétalo

…siempre es bueno beneficiarse de ellos. Me explico: está claro que El Ministerio del Tiempo está fuertemente inspirado por Doctor Who. En lugar de una cabina telefónica usan puertas fijas en el espacio, pero aparte de eso hay varios paralelismos con la serie británica. No he visto Doctor Who (hala lo que ha dicho), pero me la han descrito como una serie en la que pasa de todo, y cuyos capítulos son dispares. Como el Doctor puede viajar a cualquier lado y época, el subgénero del capítulo depende de su emplazamiento. A veces es medieval, otras paranormal, otras del oeste, otras futurista… Es fácil acordarse del Ministerio y su capítulo de novela negra sucedida por una comedia de enredo, ¿verdad?

3007518

Aprende de los aciertos y fracasos de otros y no temas inspirarte. Recuerda que lo que atrae a los lectores de otra obra puede atraerles a la tuya. Eso sí: trata de darle siempre una vuelta. La inspiración exagerada roza el terreno del plagio, y si pretendes pasarla por propia te denunciarás tú solo como ladrón de ideas.

4. Esfuérzate el doble

El Ministerio del Tiempo triunfa no sólo por los puntos anteriores, sino porque tiene mucho trabajo detrás. Un defecto común de los productos audiovisuales españoles es el mal sonido. En El Ministerio se intenta que el producto final sea excelente, aunque lleve más tiempo. Los figurinistas tienen que bregar con una época distinta en cada capítulo, con un buen número de extras para vestir las escenas. El equipo debe trabajar a destajo en exteriores con todo lo que ello conlleva. Como puedes imaginarte, es un curro de serie.

Hagas lo que hagas, (ponte bragas) esfuérzate mucho. No lo dejes a medias. Vuelve a corregirlo otra vez. Dale más vueltas a las frases. Rómpete la cabeza. Saca lo mejor de ti.

5. Interactúa con tus seguidores

La audiencia de El Ministerio es joven. Los que no la pillan en directo, la ven online en la página de RTVE. Las redes se llenan cada lunes de comentarios sobre el capítulo, de fanarts, de fanfics, de fans desatados, de OTPs, de grandes frases del guión… Y los responsables de la serie se hacen eco, claro. Participan en los juegos, escuchan las sugerencias y quejas, comparten el mismo lenguaje y se divierten. Es estupendo ver que hay feedback y que se puede transmitir directamente lo mucho o poco que te ha gustado la serie.

Vía
Vía

Para los escritores, las redes deben funcionar igual. No podemos dejar ni una mención sin contestar. Tenemos que entrar en el juego de los lectores y divertirnos con ellos. Como en el punto 1, que se note que también somos fans de nuestra obra y de otras. Sé tú mismo, pero interactúa.

¿Te ha gustado? Aquí tienes más:

Ficción e ideología: cuando solo vemos la paja en ... Las agendas ideológicas, qué en boga están. Son como muy del 2010, ¿no? Ahora hay un montón de gente haciendo ruido y exigiendo que en los cómics ...
La salud de los escritores: cómo cuidar las herram... Hoy en día pasamos muchísimas horas delante del ordenador. Si escribes, es inevitable: son días y días frente a una pantalla de dudosa calidad en una ...
Desarrolla tu narrativa jugando: 5 juegos de mesa ... Hace un par de fines de semana aproveché el tiempo espléndido para encerrarme en casa a jugar a juegos de mesa (pero el sol entraba por la ventana y a...
Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

6 comments

  1. Chemo says:

    100% de acuerdo en todo pero sobre todo en lo último: es increíble la labor que realizan en redes sociales. Nunca he visto nada parecido. Lo más cercano fue House of Cards de Netflix pero no tengo la misma sensación de complicidad entre cadena y seguidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *