Portada » 8 subgéneros de ciencia ficción que puede que no conozcas

8 subgéneros de ciencia ficción que puede que no conozcas

Después del exitoso post sobre subgéneros de fantasía, no he dudado ni por un instante que llegaría el momento de escribir este otro. Sin embargo, me he encontrado con que describir los diferentes subgéneros de la ciencia ficción es bastante más complejo que los de su pariente fantástico.

La lista de subgéneros es un poco más extensa que la del post anterior y he decidido mezclar algunos que me han parecido que suelen ir de la mano. Os digo lo de siempre: probablemente me deje algunos en el tintero, las descripciones son pequeños resúmenes de lo que define a un subgénero y en muchas ocasiones tienden a solaparse unos con otros. Si te gusta la ciencia ficción, conocerás todos o la mayoría. Si eres nuevo en el género, no dudes en echarle un ojo a la lista porque seguro que alguna de las variantes te llama la atención.

Pero antes de que empieces, debo hacerte una pregunta algo chocante:

¿Cómo de dura la quieres?

Aunque esto no ocurre con la fantasía, cuyas normas no tienen que obedecer más que a las leyes internas de un mundo inventado, en la ciencia ficción es necesario señalar cuánta base científica tienen los sucesos de la historia y cuánto se aventura en el terreno de la hipótesis.

Ciencia ficción blanda

Las leyes físicas se tienen en cuenta, pero se doblan y estiran hasta cubrir las necesidades de la historia sin explicar muy bien cómo. Es muy normal que existan novedosos elementos químicos o procesos físicos que permitan, por ejemplo, viajar en el tiempo, alcanzar la velocidad de la luz (¡sin que exista dilación temporal!) o intercambiar conciencias entre cuerpos.

Ejemplos: Flores para Algernon, de Daniel Keyes, La mano izquierda de la oscuridad, de Ursula K. Le Guin, o cualquier producto de Star Trek.

Ciencia ficción dura

Todo lo que vas a ver puede explicarse. No se puede viajar en el tiempo, olvídate de alcanzar la velocidad de la luz y ni se te ocurra ponerte prótesis cibernéticas sin considerar el rechazo orgánico. Para escribir este tipo de ficción hay que documentarse y mucho.

Ejemplos: El marciano, de Andy Weir, la Trilogía Marciana, de Kim Stanley Robinson, o Fundación*, de Isaac Asimov.

*29/04: Me han corregido al respecto. Aunque muchos lo listen con la dura, Fundación no lo es.


Ahora que hemos explicado ese punto, procedamos con los subgéneros:

 

¿Con cuántas chicas verdes puede liarse un solo capitán?
Space opera

Vía Carlos Núñez de Castro
Vía Carlos Núñez de Castro

La space opera es a la ciencia ficción lo que la alta fantasía a su género: escalas inmensas, grandes civilizaciones, imperios malvados, multitud de criaturas humanoides inteligentes (que curiosamente se parecen mucho a los humanos) y héroes y villanos de enorme poder. Las space operas suelen involucrar flotas intergalácticas, cierto desprecio hacia la velocidad de la luz, pistolas láser y planetas terraformados y listos para la exploración humana en cualquier momento.

En la actualidad, las space operas tienden a puntuar alto en la escala de dureza de ciencia ficción en un intento de revestirlas de seriedad, pero es muy común que se acerquen a la ciencia ficción mágica.

La conoces por: Los príncipes demonio, de Jack Vance, El juego de Ender, de Orson Scott Card, Babylon 5, Mass Effect, y Horizonte Rojo (¡que *publicidad desvergonzada* si no has leído ya deberías comprar ya mismo!)

“Necesito un cabo; lo serás tú hasta que mueras o encuentre a alguien mejor”
Ciencia ficción militar

Vía Ecos de Honor
Vía Ecos de Honor

Ese subgénero se centra en el desarrollo de una guerra interestelar, ya sea a pie de trinchera o desde la perspectiva de los altos mandos. Se suele hacer hincapié en los valores militares tradicionales como el valor, la camaradería y el deber, aunque también sirve para criticar la guerra como fuente de sufrimiento y horror. Los autores, después de todo, suelen ser veteranos.

Las guerras suelen involucrar a toda la Humanidad frente a un enemigo exterior y alienígena que amenaza la supervivencia de nuestra especie. El equipo de los soldados es a menudo una versión futurista del que existe hoy en día; las naves son una revisión de los barcos y portaaviones actuales.

La conoces por: Las brigadas del espacio, de Robert A. Heinlein, Old man’s war, de John Scalzi, Honor Harrington, de David Weber y Battlestar Galactica.

El futuro es desechable, tú también
Cyberpunk y transhumanismo

cyberpunk
Vía Cyberpunk 2077

El cyberpunk se ubica siempre dentro de unas décadas, lo que suele generar desternillantes desfases a medida que avanza el tiempo y los lectores se descubren leyendo acerca de casettes de datos para zócalos neuronales. Suele tener toques de noir, con tramas detectivescas y antihéroes como protagonistas. Los futuros que presentan son decadentes, sucios y globalizados. Se toca con el transhumanismo en que, muy a menudo, la gente ha comenzado a mejorar sus cuerpos por medio de prótesis cibernéticas. Brazos biónicos, procesadores neuronales, modificaciones extremas, la Red como un espacio virtual al que puede acceder nuestra conciencia… Estos cambios suelen realizarse por moda más que por necesidad, pero no es raro que aquellos que siguen siendo íntegramente humanos desprecien a los que no.

Los temas que se tratan suelen ser la medida en que consideramos la humanidad, la inmortalidad, el control de los gobiernos sobre las masas, la información libre y la trascendencia colectiva.

Lo conoces por: Neuromante, de William Gibson, Snow Crash, de Neal Stephenson, Los cantos de Hyperion, de Dan Simmons, Ghost in the Shell, Cyberpunk 2020, Deus Ex Human Revolution.

Pégale un engranaje a tu perro y llámalo Vapor
Steampunk y otros punks

Vía Aleksander Novak Kemplinski
Vía Aleksander Novak Kemplinski

Hay un montón de -punks. Mogollón. Es imposible repasarlos todos como es debido, así que voy a comentar los más prominentes en las tendencias actuales y mencionar el resto de pasada. Aún así, seguro que no están todos. Su punto en común es que toman una época histórica y trastocan su tecnología para crear una realidad alternativa.

Steampunk: La Humanidad usa el vapor como medio energético general, desechando los motores de gasolina. Normalmente se ubica a finales del siglo XIX o principios del XX. La Era Victoriana es muy recurrente. En lugar de aviones, abundan los zepelines y barcos voladores. Muy a menudo hay prótesis mecánicas para sustituir miembros perdidos. Suele tener un aire de exploración y aventura, aunque no es imprescindible. Lo conoces por: La materia oscura, de Philip Pullman, Boneshaker, de Cherie Priest, 20.000 leguas de viaje submarino, de Julio Verne.

Dieselpunk: En lugar de vapor, gasolina y electricidad. Suele ubicarse a mediados del siglo XX, sobre todo en la Segunda Guerra Mundial o en la Gran Depresión. Tiene un tono más oscuro y pesimista que el Steampunk por esto mismo. Lo conoces por: Dreadnought, de Cherie Priest, Bioshock, Sky Captain y el mundo del mañana.

Atompunk: Tras la 2GM y en el periodo de bonanza que vino después, con el Sueño Americano a todo trapo y lo que parecía un futuro perfecto, se extendió la creencia de que lo nuclear era lo más. En el Atompunk, todo funciona gracias a ella, hasta los electrodomésticos caseros. Hay naves espaciales, rayos láser, maravillas científicas… Todo es limpio y eficiente. Lo conoces por: Amazing stories, de Hugo Gernsback, Fallout (en vertiente post-atompunk).

Otros punks: Biopunk (ingeniería genética y modificación biológica), Sandalpunk (inventos revolucionarios en la Edad Antigua), Stonepunk (la modernidad en la Prehistoria, como en los Picapiedra), Cattlepunk (punk en el Oeste, como en Wild Wild West)…

La cosa está muy mala
Ciencia ficción post-apocalíptica

Vía
Vía

Algo le ha pasado al mundo. Puede que lo sepamos, puede que no. La vida no es como la conocemos hoy en día y nuestra civilización se ha colapsado. La raza humana ha estado a punto de desaparecer o está en proceso, aunque es muy posible que lo peor haya pasado y la civilización se encuentre en vías de recuperación. Puede haber sido una plaga, un desastre natural, una guerra nuclear, una invasión alienígena, el levantamiento de las máquinas o una mezcla de todas. En cualquier caso, la supervivencia está comprometida y las cosas son distintas.

Suele primar la exploración de las nuevas mentalidades. ¿La gente ha sucumbido a la desesperación y se ha despojado de su humanidad? ¿Pueden existir verdaderos héroes? ¿Se puede empezar de nuevo? ¿Cómo? ¿Es este el final de verdad, o hay espacio para la esperanza?

Lo conoces por: La carretera, de Cormac McCarthy, Anatema, de Neal Stephenson, Guerra Mundial Z, de Max Brooks, Hijos de los hombres, de P. D. James, Mad Max.

¡Vamos a palmar!
Ciencia ficción de horror

Vía John Appleseed
Vía John Appleseed

Este subgénero trata el terror desde una perspectiva de ciencia ficción, ya sea a través de inventos diabólicos, invasiones alienígenas, monstruos asesinos, gigantes, máquinas rebeldes o cualquier variante. No se puede precisar más al respecto, dado que las obras suelen ser muy dispares entre sí.

Lo conoces por: La guerra de los mundos, de H.G. Wells, Frankenstein, de Mary Shelley, No tengo boca y debo gritar, de Harlan Ellison, Dead Space, Alien.

Una fuente de hilarante incesto
Viajes en el tiempo

Vía Metro-Goldwyn-Mayer
Vía Metro-Goldwyn-Mayer

La premisa es sencilla: por la razón que sea, una persona es capaz de viajar en el tiempo. Quizá lo haga de manera voluntaria en un intento de cambiar el futuro o regresar a tiempos mejores. Puede que sea accidental y esto le fuerce a buscar una manera de volver a su tiempo o adaptarse a su nuevo entorno. En ocasiones, se consigue a través de un experimento científico, una puerta del tiempo o una máquina. En otras, el poder es intrínseco de la persona y a menudo no puede explicarse. A veces, el viaje no es físico sino intelectual, permitiendo al personaje tener visiones del pasado o del futuro.

Las paradojas temporales son inevitables en estas obras. Los autores se divierten utilizándolas para crear confusión en los lectores. Todo apunta a que el viaje en el tiempo no es posible, por lo que el acercamiento a él siempre tendrá lugar desde una perspectiva más bien blanda.

Lo conoces por: La máquina del tiempo, de H. G. Wells, La mujer del viajero en el tiempo, de Audrey Niffenegger, 22/11/63, de Stephen King, Life is strange, Primer.

Líder bueno, líder genial
Distopias y ciencia ficción social

Vía 20th Century Fox
Vía 20th Century Fox

Este subgénero emplea la ciencia ficción para explorar el futuro de la especie humana y las sociedades que la componen. Gobiernos totalitarios, restricciones a la cultura y al pensamiento, el auge de la complacencia y la muerte de la creatividad… Hay un gran número de variables que pueden definir una distopia. El comentario social es ineludible, pues las obras plantean futuros posibles y, a menudo, lo cerca que se encuentran de ocurrir de veras.

Si ha salido recientemente, tiene todas las papeletas de que sea una novela juvenil sobre una adolescente que lidera a la resistencia y derroca ella sola al régimen de un modo no muy cercano a la realidad.

Lo conoces por: 1984, de George Orwell, Un mundo feliz, de Aldous Huxley, Fahrenheit 451, de Ray Bradbury, Los Juegos del Hambre, de Suzanne Collins, V de Vendetta, de Alan Moore, Equilibrium.

 

¿Te ha gustado? Aquí tienes más:

Cómo escribir personajes LGBT (que a mí me gustarí... —¡Ya están los gays con sus exigencias! —dice alguien levantando un bastón mientras juega una partida de dominó imaginaria en el bar de jubilados imag...
5 autores a los que me encantaría parecerme más Anoche me quedé pensando en qué autores me habían marcado más y la lista no se hizo esperar. No era qué escritores me gustaban más, sino cuáles me hab...
Sobre el abuso del abuso Aviso: Este artículo trata temas como el abuso sexual y emocional La idea de este artículo, como muchos que vendrán, llega a raíz de una conversación...
Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

14 comments

  1. Cano says:

    He leído o visto muchos de los ejemplos para mi placer. Añadiría en ciencia ficción militar y dura “la guerra interminable”, de Joe Haldeman 🙂

  2. Joan JT says:

    Mientras que con la fantasía me fue fácil decir cuales son mis géneros favoritos, la ciencia ficción es claramente mi debilidad. Me gustan todos xD

  3. Francisco says:

    Sencillamente genial!!!
    Tenía entendido que los “punks” estaban en la categoría de “ucronias” y no sabía que había tantos…buenísimo

  4. Jorge says:

    Los cantos de Hyperion lo englobaría en un Space opera, ya que la tretalogía completa es Hyperion, La caida de Hyperión, Endymion y el ascenso de Endymion, un vasto y complejo mundo e historias entremezcladas que tienen todos los ingradientes de la mejor space opera. Es solo una opinion.

  5. luis barriga says:

    espero no generar polemica con mi opinion…sere “blando”
    cuando lei “cualquier producto de star trek” clasificado como blando se me cayo el universo logico encima….
    si vamos a hablar de ciencia ficcion por favor….hay muchas entrevistas a cientificos de la NASA si buscas en la web de la NASA, que se han inspirado en el universo star trek para definir sus vidas profesionales y en la plausibilidad que este sugiere con respecto a las tecnologias futuras y visiones de gene rodenberry (creador del universo star trek comparable con asimov y verne) diseños actuales de ingenieria espacial extraidos de los mismos bocetos de rodenberry…aplicaciones de energia..de la misma manera..y la lista es larga con una adecuada investigacion……solo buscar por lo terminos “NASA” -“STAR TREK” y las fuentes de informacion empiezan a desfilar…serias y sensacionalistas (como en todas partes)…..pero el hecho es que …Si profesionales como los que trabajan en NASA toman en cuenta los datos, ideas,proyecciones en base a un libro de ciencia ficcion…y mejor aun..obteniendo resultados reales…..NO PUEDE ser clasificado como ciencia blanda……asi como julio verne no puede estar clasificado dentro de terminos rebuscados relacionados con el punk..encuentro un homenaje denigrante hacia personas que en su mente visualizaron el futuro que hoy vivimos…tal cual….
    rodenberry invento el celular y verne la hydroelectrica decadas antes que a alguien se les ocurriera…busquen una clasificacion para esa ciencia ficcion.

    cito a miguel alcubierre por si ven la relacion.
    https://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_Alcubierre

    • Rocío says:

      Star Trek es ci-fi blanda por mucho que haya inspirado a profesionales a viajar a las estrellas: http://www.mikebrotherton.com/2010/12/23/the-hardness-scale-of-science-fiction/

      Te cito: ” It’s sometimes self-consistent, but has a lot of baggage, too, and there are aspects of the technology that do not bear close scrutiny. The ability to time travel, for instance, just makes a mess here as implemented, and how they do it never made sense to me. Then there are the transporters…I haven’t figured out why anyone ever dies on the show, or why the doctors don’t use these. Look, there are some Trekkies out there who I am sure have some tortured explanations for some of the things that don’t make sense, but there are some things that don’t make sense.”

      Que Julio Verne idease algo que luego se hizo realidad no implica que Julio Verne pudiera explicar científicamente ese algo que ideaba. La ci-fi dura tiene base científica y todo se puede explicar y, en teoría, llevar a cabo. Cuanto menos se pueda explicar y llevar a cabo (es decir, cuanto menos trabajo teórico respalde la tecnología), menos dura se vuelve. Que las ideas inspiren a otros para desarrollar el trabajo teórico no implica que eso estuviese allí ya.

      Y si se viaja en el tiempo muy dura no es.

  6. Moebius says:

    La Ciencia Ficción tiene que tener un componente muy importante, LA CIENCIA, si no solo es un escrito de ficción.

    Hay varias métricas para eso de tipos de ciencia ficción, El que mas me ha gustado es uno que dice el porque la razón de cada una y es el siguiente.

    1.- SF Dura, Todo el argumento esta basado en hechos científicos actuales y se apoya en ellos ya que todo desde lugares a hechos científicos son comprobables, existen los gadges típicos de toda la SF, como rayos, computadoras, robot y tele-presencias (aparato robotico el cual controla el usuario que por medio de este equipo esta presente en otro lugar).
    Ejem: Einstein’s Bridge de John Cramer.

    2.- SF Estándar, normal o clásica, Tiene ciencia y expone algunas teorías no comprobables en la actualidad como sus fundamentos, aquí ya hay naves y batallas en el espacio, los famosos cowboys del chatsubo, interconexion mental con Internet (ya esto va pasando a ser parte de la SF Dura con los dispositivos BCI, que ya están en experimentación y desarrollo), Cierta ciencia real y cierta ciencia posible.
    Ejem: Libros de H.G.Wells (en su época había mucha ciencia en ellas), El Neuromancer de William Gibson (Neuromante no es una buena traducción del titulo, hay un libro llamado neuromante que trata de demonios).

    3.- SF ligera o SciFi, No se necesita explicar el como pasan ciertas cosas o como fabrican wormholes para tele transportarse de una época a otra o de un lugar a otro (que requeriría soles de energía), pasan cosas que pueden ser posibles con o sin ciencia (a veces casi magia).
    Ejemp: Series como star wars, galactica y cuestiones como el steampunk (quisiera ver quien construye una computadora de vapor o una pistola de rayos láser que funcione sin electrónica).

    4.- Ficción. Todo se vale con o sin ciencia.
    Ejem: cualquier super héroe, hada, demonio, mago y demás.

    • Cristina says:

      A este paso me voy a hacer experta en SF. Me parece super interesante que lo pongan así por niveles, pero es un poco complicado. ¿En la cuatro (Ficción) no se englobarían todas las demás? Porque la ciencia-ficción también es ficción, aunque esté más basada en la realidad, ¿no?

  7. Moebius says:

    Parece que a la autora, no le agrado mucho mi comentario pasado ya que fue borrado y solo menciona otro tipo de nomenclatura para la ciencia ficcion mas real, definitivamente, estaba en desacuerdo con los tipos que menciona.
    Si lo que cualquier autor, científico, político, etc, etc. tiene que ser tomado como ley, pues para eso esta su casa y de ahí hacia fuera, lo que diga puede tener niveles de valor desde muy valuado a nulo.

    P.D.
    En mis haberes cuento con Maestrías (varias), en ciencias, y otras en área humanística, se lo que digo, por lo general los escritores de ciencia ficción “DURA”, tienen algún grado muy bueno o excelente en ciencias.

    • Rocío says:

      Moebius, hijo, estaba durmiendo y haciendo mis cosas y no he podido validarte el comentario hasta ahora. Te invito a que escribas tu propio blog donde no corras el peligro de que nadie te censure y puedas publicar tus cosas a la hora que quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *