Portada » 8 subgéneros de fantasía que puede que no conozcas

fantasia urbana
Harry Dresden RPG

8 subgéneros de fantasía que puede que no conozcas

¡Aaah, la fantasía! Ese género tan denostado y juvenil, con sus orcos, espadas mágicas y reinos que salvar. Esa etiqueta que hará que los literatos más aguerridos no toquen el libro ni con un palo. Esa maravillosa forma de evadirte de un mundo aburrido y soñar. Ese término que parece encerrar tan poca y a la vez tiene tanta variedad…

¿Cómo? ¿Variedad en fantasía? Sí, corazón. Aunque durante un tiempo la cabeza visible de la fantasía fuesen Tolkien y su luz contra la oscuridad, hay vida más allá de los caballeros buenos contra los monstruos malos. Seguro que tú ya lo sabías, pero es posible que no te hayas parado a pensar hasta dónde pueden llegar los subgéneros. Si crees que la fantasía no es lo tuyo, échale un ojo a esta lista antes de afirmarlo de manera tan rotunda. Si eres un lector habitual, te animo a que amplíes tus horizontes y pruebes algo fuera de tu subgénero preferido.

Que conste que esta es una lista muy corta y bastante resumida; además, los subgéneros tienden a solaparse unos con otros y llegado a un punto es difícil distinguirlos de la ciencia ficción. Te invito a quejarte de ello en los comentarios.

La madre del cordero
Alta fantasía (o Fantasía épica)

alta fantasia
Vía Peter Siedl

La reconocerás porque viene en un libro más bien gordo, con un mapa extenso y detallado donde si te descuidas sale hasta el descampado donde concibieron al héroe. Trata de la lucha del bien contra el mal. Los Reinos Buenos son amenazados por El Señor Oscuro, que amenaza con devorarlos, digerirlos y excretarlos probablemente convertidos en esclavos y engendros a su servicio.

El canon clásico implica la existencia de otras razas más allá de los humanos: elfos, enanos, medianos, gnomos, orcos y cualquier cosa que salga en el Manual del Jugador y sus múltiples ampliaciones. Suele haber un grupo que aglutina lo mejor de cada casa y busca luchar contra EL MAL. No faltan los dioses, las bolas de fuego, las profecías, los elegidos y los objetos únicos.

La conoces por: El Señor de los anillos, de J.R.R. Tolkien, ¡por supuesto! También por la Dragonlance, de Margaret Weis, las Crónicas de Narnia, de C.S. Lewis, Nacidos de la bruma, de Brandon Sanderson, y La rueda del tiempo, de Robert Jordan.

¿Colega, dónde está mi espada?
Baja fantasía

Baja fantasia
Ilustración de Michael Komarck

Es probable que el libro también sea gordo y que tenga un mapa, pero las historias no siempre se desarrollan a una escala tan grande. La trama suele girar alrededor de un héroe o dos y sus circunstancias personales. Los enemigos no tienen tanto poder como en la Alta fantasía y sus motivaciones no son tan malvadas. A menudo, tanto héroes como villanos se limitan a estar en bandos opuestos y no se guían por ideales absolutos.

Puede haber otras razas, pero es muy común que en el mundo sólo haya humanos. No es raro que haya grupos, aunque no serán tan heterogéneos. Aquí no hay dioses ni bolas de fuego; las profecías han sido malinterpretadas mil veces, el gobierno es más susceptible a la corrupción y el dinero cobra una importancia vital.

La conoces por: Canción de hielo y fuego, de George R.R. Martin (aunque en los libros finales hay una progresión hacia la Épica), Geralt de Rivia, de Andrzej Sapkowski, Mundodisco, de Terry Pratchett, Harry Potter, de J.K. Rowling y La primera ley, de Joe Abercrombie.

La vida es una mierda y al final viene un demonio del caos y te come
Fantasía oscura

Fantasia oscura
Vía

Aquí ya puedes empezar a llorar: lo vas a pasar mal. El mundo no es un lugar bonito y los finales no son felices. La gente bienintencionada representa un porcentaje minúsculo del total. La magia corrompe, es oscura y maligna. Los poderes oscuros susurran desde el otro lado, buscando almas que corromper. Hay sangre, tripas y orina. El precio por el poder y el conocimiento es la pérdida de cordura. Si existen los dioses, son unos depravados que disfrutan con el sufrimiento o no se preocupan lo más mínimo por los mortales.

La conoces por: Los Mitos de Cthulhu, de H.P. Lovecraft, Los productos de Warhammer Fantasy y 40k, Apocalipsis, de Stephen King, Hellraiser, de Clive Barker y La saga de Elric, de Michael Moorcock.

Hombres lobo nazis contra vampiros comunistas
Fantasía histórica

Fantasia historica
Warner Bros.

Este subgénero es muy sencillo de entender, dado que se trata de tomar un periodo histórico y dotarlo de elementos fantásticos. A veces se hace de manera explícita, como cuando Napoleón usa hechiceros granaderos, Julio César es el elegido para salvar Roma o los campesinos ingleses labran la tierra con maquinaria magitech. Otra variante es la de contar “la verdadera versión” de un hecho histórico, que no ha llegado a los libros de historia gracias a los Iluminati, por ejemplo. También puede involucrar la recreación de un periodo en un mundo inventado, como si los elfos fuesen príncipes mercaderes venecianos del siglo XV y los orcos los malvados continentales.

La conoces por: Los leones de Al-Rassan, de Guy Gavriel Kay, Entrevista con el vampiro, de Anne Rice, Las nieblas de Avalon, de Marion Zimmer Bradley y cualquier reinvención con zombies de las novelas de la Regencia, como Orgullo, Prejuicio y Zombies.

La vecina del quinto es una cazademonios
Fantasía urbana

fantasia urbana
Harry Dresden RPG

Este género está muy en boga últimamente. Es probable que la novela no sea muy larga, pero que haya una trilogía o una serie con un porrón de libros. A partir de 2010, también suele ser juvenil y distópica. La mayor parte de estas historias tienen lugar en el mundo conocido, pero también transcurren en otros mundos. Lo importante, como dice el nombre, es que tengan lugar en una ciudad.

Suelen mostrar el lado desconocido de las urbes. Hay demonios, vampiros, hombres lobo y otros bichos, como hadas o djinns. Es común que el romance tenga una importancia especial, aunque no siempre sea así. No hay una manera de describir la fantasía urbana más allá de que es cercana y, hasta cierto punto, contemporánea.

Lo conoces por: American Gods, de Neil Gaiman, Anita Blake, de Laurell K. Hamilton, Provost’s dog, de Tamora Pierce, Percy Jackson, de Rick Riordan, Ciudad de huesos, de Cassandra Clare y Vampiro la Mascarada.

Si llevas taparrabos toca el cuerno
Fantasía heroica (o Espada y brujería)

Espada y brujeria
Vía livingrope

Se parece un poco a la Alta fantasía en que hay guerreros, espadas, dragones y aventuras, pero los héroes tienden a ser un poco más cínicos y antiheroicos sin llegar al extremo de la Baja. La historia sigue al héroe en sus vagabundeos por el mundo. La magia suele tener un componente prohibido o peligroso. Es muy común que el protagonista experimente El viaje del héroe o realice una serie de pruebas, o que se trate de una serie aventuras non-sequitur sobre sus hazañas. Le va muy bien el rollo pulp.

Lo conoces por: Conan, Kull y Brak Mak Morn, de Robert E. Howard, La compañía negra, de Glen Cook, La leyenda de Katham, de Lem Ryan y Xena, la Princesa Guerrera.

El fantasma de mi abuela me hace galletas
Realismo mágico

realismo magico

Esta es la fantasía que se ha leído tu madre sin pensar que lo fuera. Ocurre en el mundo real, a menudo en la Edad Contemporánea, y a nadie le parece extraño lo que pasa aunque se salga de lo normal. El romance suele ser una parte importante de la trama, al igual que todas las pasiones humanas. Si es sudamericana, es probable que narre el porvenir de una familia. Hay fantasmas, poderes psíquicos, hechos inexplicables y hechizos mundanos.

Lo conoces por: Como agua para chocolate, de Laura Esquivel, La casa de los espíritus, de Isabel Allende, Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, La metamorfosis, de Franz Kafka, Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago.

Matar al dragón con una espada láser
Ciencia ficción fantástica

Ciencia ficcion fantastica

La magia toma una perspectiva tecnológica; los artilugios pueden tener base científica, pero conviven con elementos indudablemente fantásticos. Es posible que la energía que usan las civilizaciones sea la magia en sí misma. Es un subgénero muy flexible dado que permite desarrollar historias en el espacio (o en otros planetas o dimensiones) sin respetar ninguna ley natural. Además, son comunes las profecías, los hechizos y un imperio/enemigo muy poderoso al estilo de la Alta fantasía.

Lo conoces por: Sólo tú puedes salvar a la humanidad, de Terry Pratchett, La materia oscura, de Philip Pullman, Animorphs, de K. A. Applegate, el cómic Saga, de Brian K. Vaughan y Fiona Staples y los Final Fantasy 6, 7 y 8.


Muchos, ¿no? Y muy variados. Pues me he dejado un montón en el tintero. ¿Cuáles son tus favoritos?

¿Te ha gustado? Aquí tienes más:

Cómo escribir personajes LGBT (que a mí me gustarí... —¡Ya están los gays con sus exigencias! —dice alguien levantando un bastón mientras juega una partida de dominó imaginaria en el bar de jubilados imag...
5 clichés de fantasía que detesto (con todas mis f... ¡Alto ahí, que te veo venir! "A ver qué dice esta sobre las cosas que salen en mi novela", murmuras entre dientes, y al bajar por la lista tus pupilas...
Por qué deberíamos dejar de hablar de personajes f... No voy a negar que el recibimiento de mi post de este martes me ha sorprendido. En él, me he dedicado a enumerar los puntos que se supone que tienen l...
Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

39 comments

  1. Joan JT says:

    Un buen resumen, la verdad. Sobre favoritos, aunque cada cual tiene su cosa, baja y urbana molan mucho. Aunque oscura también. E histórica. Con ciencia ficción, suelo preferirla un poco menos fantástica, pero bueno, a veces cosas con mucha fantasía molan mil (¡Saga!).

    • Rocío says:

      A mí me gustan la urbana y la baja, también. La Alta subvertida, como la de Sanderson, también me mola mucho. La CFF es chula en Animorphs, por ejemplo, en Star Wars o en videojuegos. Y Saga, por supuesto. Naves árbol ftw

  2. Cano says:

    He leído muchos de los ejemplos que citas, en todas las categorías. Pensaba que mi historia, Ibosim, era fantasía baja, pero tras leer tu artículo creo que s una mezcla de varias.

  3. Valtid says:

    Me ha gustado mucho la entrada, concisa, con lo imprescindible. Solo un apunte: a pesar de que la fantasía oscura es justo lo que has dicho, muchas veces se confunde con la baja fantasía, por eso de que al no ser ésta la típica alta fantasía, es más “oscura”, el término se lo apropia (e incluso a veces se le llama fantasía oscura a la urbana…). A mí me es complicado encontrar libros del estilo más allá de los nombrados en la entrada, ¿podrías recomendar algún libro o saga más? ¡Gracias!

    • Rocío says:

      ¡Hola, Valtid!

      La cuestión con la fantasía oscura y la baja es que se tocan en muchos extremos, y muchas novelas de una tiene apuntes de otra. A la hora de colocar La primera ley en Baja tuve dudas, dado que muchos la denominaban Oscura por la cantidad de sangrina que tiene. La Compañía Negra, que he puesto como ejemplo de Heroica, también es Oscurilla. Geralt de Rivia se va tornando oscura hacia el final… etc

      No suelo leer Oscura muy a menudo, pero haciendo una búsqueda rápida en Google he encontrado esta lista en Goodreads (https://www.goodreads.com/genres/dark-fantasy) que tal vez te ayude.

      Muchos libros de Stephen King son considerados Oscura. Te recomiendo It, el ya mencionado Apocalipsis y Salem’s Lot.

  4. Puck says:

    Con imágenes tan buenas, casi no te hacen falta los comentarios y ejemplos, pero creo que has acertado con todos. Y también has comentado luego, lo obvio, que hay mucho cross-género.
    Mis favoritos son… todos, menos fantasía histórica o ciencia ficción fantástica, del resto me he leído casi todo lo que pones y coincido que son los máximos exponentes de cada género.
    Ahora hay una auténtica avalancha de títulos. Sólo hay que pasarse por Amazon o por Goodreads. Pero en fantasía, sólo en el mercado en inglés hay autores por docenas y libros a centenas… al año. Esto tiene parte buena y parte mala.
    La buena es obvia, la mala es que nadie me recomienda cosas fuera de lo que has escrito ahí.

    • Rocío says:

      Lo sé, lo sé. He tenido que pensar en (y googlear) obras más o menos mainstream para dejar clara la idea. En inglés hay títulos interesantísimos, pero muchos no se han traducido y lloro por dentro y por fuera.

  5. Boris says:

    Buenas noches!
    Acabo de caer por casualidad aquí y la curiosidad me pica para saber más sobre ti.
    Pero antes de continuar hurgando cual jovenzuelo en las calles de Calimport me gustaría preguntar el mundo que se desarrolla en la saga de “Reinos Olvidados” en cual de estas listas se encontraría?
    A mi parecer hay tanta variedad que sería una mezcla de la mayoría de ellas exceptuando la tecnológica, pero no sabría decir muy bien. Es una saga con muchísimos libros, dentro de dicha saga tenemos (por ejemplo, no me acuerdo de los libros exactos que componen cada historia pero sí tengo la colección completa) por ejemplo, 20 forman parte de la vida de un personaje y sus aventuras e historias, otros 5 hacen referencia a una gran guerra entre varios reinos y así se divide esta saga de Reinos Olvidados, pero lo que más me fascina es que todas y cada una de las historias a la larga tienen sentido entre sí, porque hacen la historia del mundo Faerun.
    (Sí, Reinos Olvidados es de Dungeons&Dragons).
    Siento haber escrito media biblia!!
    Un saludo!.

    • Rocío says:

      ¡Hola, Boris! Hurga todo lo que quieras 🙂

      Yo diría que Reinos Olvidados es Alta fantasía sin ninguna duda. Los dioses danzando por la tierra e interactuando directamente con sus fieles (la Era de los Avatares y toda la pesca) es Alta como una casa. El mundo está lleno de héroes y villanos con NE 35 y la escala es inmensa.

      ¿Que hay algunos otros géneros? Puede ser. Todo lo que tiene que ver con la Infraoscuridad puede enmarcarse en Baja y Oscura. Algunas naciones “egipcias” podrían ser algo Históricas. En general, creo que es Alta con toques.

      En contraposición, mi mundo favorito de D&D, Eberron, sería Baja/Heroica. Tiene un toque muy pulp y noir, los alineamientos no son absolutos, los pjs son de bajo nivel y las figuras importantes rondan el 13 como mucho (Excepto Vol, que es una diosa y nivel 19).

      Espero que te haya servido de algo 🙂 Recuerda que hablo desde mi opinión y que no tengo la verdad absoluta.

      • Boris says:

        Creo que tienes un seguidor nuevo seguidor.
        Tal y como decías todas las sagas ambientadas en la Antípoda Oscura es más baja (La guerra de la reina araña no tiene nada que ver con la alta fantasía y la saga de Drizzt Do’Urden (al principio, antes de que salga a la superficie). Se centra más en la sociedad y no en una batalla del bien y el mal. Es más, diría que la saga de la Guerra de la Reina Araña se parece más a una obra de Lovecraft, tanto demonio, tanto espíritu maligno, traición, etc. Definitivamente es una de mis favoritas.
        En definitiva, gracias por la respuesta ^^

        • Rocío says:

          Debo confesar que de RO no he leído más que la primera trilogía de Drizzt. No soy muy de leer novelas basadas en JdR porque la calidad no suele ser muy alta. Ni siquiera las de Eberron merecieron la pena (y la traducción era horrorosa, con chinches en vez de trasgos… Para llorar). También he leído algunas de Vampiro y meh. La única que me medio gustó fue la primera de la trilogía de Changeling.

          • Boris says:

            Te las recomiendo, encarecidamente, las que sigues después se centran en su adaptación a este mundo y como se labra un nombre, luego las otras son simplemente brillantes, me he enamorado de R.A.Salvatore por dichas novelas, y creo, si no me equivoco, que ganaron el premio a una de las mejores sagas de Fantasía.
            Yo te las recomiendo encarecidamente, y ahora estoy comprándome la saga de Neverwinter, que sigue después de las últimas aventuras de RO, me encantan.

      • fran says:

        buenas
        la saga de geralt de rivia baja fantaia?
        tengo entendido q en la baja fantasia escasea los elementos magicos, decir eso de la saga de geralt de rivia no se….de cancion de hielo y fuego sio incluso de la saga de los vatidicos, peor de geralt de rivia…no creo

  6. Cyn says:

    Me encantó, muy didáctico. Yo solía huir de los libros de fantasía pensando que solo eran del estilo de la Alta fantasía, pero descubrí a Pratchett y ahora hasta quiero escribir algo también. Una pregunta: ¿Star Wars entraría en la última categoría? Empiezo a pensar que podría ser el caso.
    ¡Saludos!

    • Rocío says:

      Es exactamente lo que me pasaba a mí 🙁 La Alta fantasía está muy manida si se siguen los tópicos de Tolkien. En su momento era novedoso, pero ahora lo hemos visto tanto que aburre. Sanderson la subvierte estupendamente a fuerza de matices y giros en la moralidad de los personajes. Te recomiendo que le eches un ojo para que te quites ese regusto tan malo.

      Star Wars es CFF, sí. Por eso he puesto a Mara Jade.

  7. R. Crespo says:

    ¡Hola! He llegado aquí gracias a Cyn y la verdad es que no conocía algunos de los subgéneros de la fantasía. La verdad es que me servirán mucho estas descripciones para cuando quiera escribir fantasía “diferente”.

    ¡Saludos!

  8. Estelwen says:

    ¡Hola!
    Buenísima entrada, al principio me he reído bastante XD
    La verdad es que fantasías me gustan todas, cada una a su estilo. En todos los ejemplos has mencionado libros de los que soy fan. Sin embargo, yo metería Warhammer 40.000 quizás en Ciencia Ficción fantástica, o al menos como un híbrido entre space opera/grimdark, porque aunque el trasfondo es mucho más chungo que, por ejemplo, en Star Wars, hay un hueco para la esperanza y la victoria (el Dios Emperador, los santos en vida, etc), que los mitos de Cthulhu no tienen. En cambio, sí metería en ese apartado las historias de terror que tienen un gran componente fantástico, o viceversa, hasta el punto que los dos géneros se entremezclan, como por ejemplo “La Dama Número Trece” de José Carlos Somoza, que te recomiendo fervientemente si no la conoces.
    Seguiré tu blog con interés; ¡nos leemos! 😉

    • Rocío says:

      Warhammer, con todo el asunto del caos, siempre me ha parecido bastante oscuro. El juego de rol era especialmente durillo, que yo recuerde.

      La Dama Número Trece la he leído, sí, y me gustó bastante.

      • Estelwen says:

        ¡Wee, por fin otra persona que ha leído “La Dama”! A mí me encantó y no la conoce casi nadie. Aunque imagino que ahora que Jaume Balagueró está preparando la película, terminará llegando al gran público ^^

  9. Dalila says:

    Con este resumen me ha quedado clara una cosa: solo me gustan ciertos tipos de fantasía (por no decir que solo me gusta la fantasía urbana… y Harry Potter xD) No es porque no haya probado otros subgéneros, pero la fantasía épica y el típico “grupo variopinto que salva la humanidad” no me llaman la atención en absoluto. Me he visto las películas del Señor de los Anillos, ojo, pero creo que jamás sería capaz de leerme sus libros. Y con ASOIAF me pasa parecido, aunque en esta ocasión ni siquiera he podido pasar del cuarto capítulo de la serie…

    En cualquier caso, buen resumen 😉

  10. David says:

    Me ha gustado mucho esta entrada y tu blog. 🙂 Se me ocurre una pregunta y me gustaría saber qué piensas. ¿Novelas tipo neuromante de Gibson las ubicarías como Ciencia Ficción Fantasía? Aunque no haya magia ni elfos, sí hay inteligencias artificiales y realidades virtuales (que en algún sentido son elementos fantásticos). Yo diría que sí. ¿Tú?

    • Rocío says:

      Cubrí los subgéneros de la ci-fi aquí: http://www.rociovega.es/8-subgeneros-ciencia-ficcion-puede-no-conozcas/

      Neuromante es cyberpunk. Las IAs y las RVs son fantásticas en el sentido de que no existen en la actualidad, pero son plausibles y en el futuro existirán a buen seguro. La magia, que es la fantasía en sí, jamás lo hará. La diferencia entre ci-fi y fantasía es que la segunda no tiene base alguna en la ciencia y es totalmente disparatada. Star Wars es ciencia ficción fantástica porque además de las naves espaciales (la parte ci-fi), tiene un rollo mágico con la fuerza y los jedi.

  11. Leandro says:

    Bueno, me pareció muy interesante. Me gustó como separas los elementos de estilo sin caer en una explicación interminable de géneros, lo que hace la lectura disfrutable y entendible. Me gustaron también otras publicaciones, creo que me desvelaste, ya que me pasare las horas que supone que duerma revisando tu blog!

      • Leandro says:

        Sabias palabras. Pero es eso de “este capítulo y ya” que me da cuando encuentro cosas interesantes. Soy como un cuervo en una joyería, no me puedo estar quieto y me quiero comer llevar todo!

  12. piteas says:

    Mola mucho!
    No creo que pueda escoger una como favorita, pero si es cierto que me han gustado más novelas de fantasía urbana y realismo mágico que del resto.

    Ese zoom a los personajes, su corte más humano y poder ver el mundo a través de su sesgo me llama mucho más que epopeyas (o tragedias) operisticas.

    Harás también un post de este estilo con la ciencia ficción?

  13. Joseto says:

    La fantasía es amplísima y va mucho más allá de Mickey Mouse vestido de mago o de Tolkien. Los clásicos cuentos de hadas también son fantasía, incluso las mitologías, a su manera, así que tampoco es un género precisamente moderno. Cada época tiene sus modas, ahora gustan zombies, distopías, etc, y en los ochenta triunfaba la alta. Pero en cuanto uno atraviesa las modas puede descubrir cualquier cosa. Muy interesante la clasificación de este artículo. Yo haría un apartadillo más para hablar de “fantasía en español”. Existe, es buena, y los que de niños flipamos con El Señor de los Anillos nos la tomamos muy en serio y somos cada vez más exigentes. No necesitamos ver un nombre extranjero como autor en la portada, pero sí literatura buena dentro del libro.
    ¡Saludos!

  14. A.P.V. says:

    Hola! Por casualidad he dado con éste artículo y a pesar de que está bien redactado hay algunas confusiones en cuanto a los términos y la estructura.

    La fantasía épica es la matriz de casi todos los géneros que has nombrado, excepto la fantasía urbana y realismo mágico.

    El concepto de la fantasía épica surge de la mezcla entre elementos de la fantasía común con la estructura narrativa de los poemas épicos, de ella entonces se derivan otros subgéneros: la alta fantasía, la espada y brujería (conocida también como baja fantasía) y la fantasía heroica (a veces confundida con fantasía épica en general)

    Otros subgéneros de la fantasía épica se mezclan con otros géneros: Espada y planeta (que tu pusiste como ciencia ficción fantástica), fantasía oscura y el ciclo artúrico.

    Entonces, derivados de la fantasía general serían: obviamente la fantasía épica, la fantasía histórica, la fantasía urbana y cualquier relato de aventura con elementos fantasiosos. (El realismo mágico es un género aparte de ficción.)

    Ah, también hay algunos ejemplos que has dado que no se corresponden con su género pero bueh, no te preocupes, hasta las librerías confunden los géneros, por ejemplo Nacidos de la Bruma de Brandon Sanderson lleva el sello de Ciencia Ficción, imáginate!!!! Al rey de la fantasía épica!!! Y a su novela de alta fantasía más popular!!!! -.-

    En fin, espero que no tomes a mal el comentario, solo quería aclarar un poquito los términos 🙂

  15. Juan Alberto says:

    Genial, como tantos artículos.
    Pero creo que Lovecraft no estaría muy de acuerdo en que se le incluyera dentro de la fantasía oscura. La mayoría de sus relatos son en realidad, de ciencia-ficción (lo del terror es obvio). Fue Augusth Derleth quien organizó sus escritos y les dio un aspecto ordenado y algo de lucha entre el bien y el mal. En sus propias reflexiones, Lovecraft nunca hablaba de algo tan bien ordenado, y sus “monstruos” son seres del espacio, de otra dimensión o de otro tiempo.
    Sus primeros relatos, en cambio, podrían encajar en el realismo mágico incluso.
    Un saludo.

  16. K says:

    Lovecraft era Horror Cósmico más bien, pero bueno.
    En cuanto a la fantasía, considero que Howard lo comenzó todo con Conan siendo Sword&Sorcery.

    Interesante lista. Un saludo desde El Mazo.

  17. K says:

    Por cierto, la S&S no es “baja fantasía” ni de coña, me parece a todas luces una apreciación caprichosa: he visto más magia, lucha, misterio y criaturas en un capítulo escrito por REH que en tres libros por Martin.

    A cuidarse.

  18. Mitty_Higure says:

    Muy buen artículo, me reído bastante. La verdad que disfruto bastante de todos esos géneros, siempre que la historia sea buena y me emocione, me da lo mismo que luchen contra el rey demonio o contra un Hitler hombre lobo xD La que no conocía era la urbana, no conocía su nombre, y veo que la historia que estoy escribiendo combina elementos de la urbana con la oscura, así que tendré que documentarme un poco más. Como sea, buen trabajo 🙂

  19. carlos says:

    ¿en qué género entran el maravilloso mago de oz o la historia interminable? es que quiero saber que otras obras de este estilo hay.
    Se que está también Alicia en el país de las maravillas pero no es lo mismo

  20. Motis says:

    Me gusto tu articulo. sabes, estoy escribiendo una novela, y es pura fantasia, universos magicos, todo tipos de razas, un protagonista poderoso (desde el principio), tres enemigos malvados ,y mucha magia y espadas, la magia es lo mas comun en la gente, sabes a que genero perteneceria?.

  21. Diana says:

    Me ha parecido un poco curioso que usen una imagen de Dresden para ilustrar Fantasía Urbana y no salga ni mencionado dentro del género. Es una serie bastante conocida que tiene once tomos publicados en castellano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *