Portada » 5 tópicos sexistas que estoy harta de ver en la ficción

Sexism is over
vía Kate Beaton

5 tópicos sexistas que estoy harta de ver en la ficción

Soy consumidora de un género que en sus albores era más bien… digamos que antiguo. No puedo pedirle a El señor de los anillos que introduzca más diversidad en la plantilla porque bueno, está escrito hace sesenta años. Sé que no se pueden pedir milagros por mucho que tanto la fantasía como la ciencia ficción tuviesen a mujeres como autoras pioneras, pero creo que las nuevas generaciones de escritores deberíamos aprender de los errores de otros.

Aunque cada vez se hace mejor, algunos tópicos permanecen en el inconsciente colectivo. En ocasiones es difícil de notar. Quien esté libre de sexismo de manera absoluta que tire la primera piedra. Yo no puedo. Lo que sí hago es esforzarme por revisar mis propias ideas, buscar el origen y evaluarlas.

Siempre he creído que las cosas irán mejorando. Star Wars: El despertar de la fuerza y Mad Max: Fury Road son sólo pequeñas muestras de grandes avances. Dentro de varias décadas, es probable que ni nos acordemos de todo esto, pero en el presente es necesario señalar dónde nos equivocamos. Así que, sin más preámbulos, os muestro esta lista de cosas “pequeñas” que me hacen chirriar los dientes. Me centro, sobre todo, en tópicos referentes a las Mujeres fuertestípicas. Hay otros tópicos igualmente horrendos aplicables a personajes que no saben luchar, pero de momento me quedo con:

  1. Detrás del talento o habilidad “poco femenino” de una mujer siempre hay un hombre

Vaya, no me imaginaba que supieras jugar al rugby dijo dudebro nº2
Por supuesto que sé. Me crié con cinco hermanos respondió ella con una sonrisa de suficiencia.

Si no es rugby, es luchar a espada, o hacer bricolaje, o soportar bromas pesadas que involucren pedos, mocos o vómito. Si no son cinco hermanos, es un padre que deseaba un chico o que se aseguró de que a su pequeña nadie pudiera hacerle daño. ¡Oh, sí! Una mujer no puede tener una inclinacion natural hacia actividades masculinas físicas sin que intervenga una figura paterna o filial que se lo haya inculcado. Ninguna mujer siente curiosidad hacia la ciencia sin que su padre le haya llenado la cabeza de fórmulas y amor por la química. Ya sabéis de qué hablo.

Lor findemania

Arriba, Lor, la chicazo de Findemanía.
Abajo, sus muchísimos hermanos.

Lor familia

Yo era una chicazo e hija única.
Mi favorita era Tish, igual que Gretchen de La banda del patio. Brains over brawn siempre.

No digo que no sea posible que padre e hija compartan aficiones, por supuesto. Como en cualquier relacion, hay un proceso de intercambio de ideas y costumbres y está bien que sea así. El problema es cuando esa dimensión del personaje queda siempre definida por su relación con los hombres de su entorno.

Lo hacen bien en: Canción de hielo y fuego. “La hija marimacho de Ned Stark” (gracias, Hasbro), Arya, siempre ha sentido inquietud hacia la esgrima y los juegos físicos. Cuando su padre comprende que Arya no está desarrollando todo su potencial como mujer cortesana clásica, accede a buscarle un tutor que le enseñe a luchar como es debido. El deseo surge de ella aunque los medios los ponga él. Sansa, su hermana, nunca ha querido pelear, por lo que no es educada al respecto. Y está bien. Con Brienne de Tarth pasa lo mismo: su sueño es convertirse en caballero. Una variante son las Serpientes de Arena, las hijas bastardas de Oberyn. Es cierto que Oberyn las instiga a ser autosuficientes en su defensa personal, pero esto no implica convertirlas en expertas en “artes masculinas”. Mientras que Obara usa la lanza, Tyene usa el veneno y Sarella el arco.

¿Cómo evitarlo?: No uses una figura masculina como excusa para que un personaje femenino tenga aficiones físicas o una mayor tolerancia a la guarrería. Hay chicas que prefiren jugar con muñecas, otras con espadas y otras a las que les gustan ambas cosas. También puedes darle un giro. ¿Y si en lugar de haber sido inspirada por su padre, lo fuera por su madre? ¿Y si fuera una madre la que inspira a su hijo varón?

2. La escena en la que ella le da una paliza de muerte a un tío que ha sido sexista.

¡Entrenemos! No te preocupes, siempre soy cuidadoso cuando peleo contra chicas dijo dudebro nº78. No quiero estropearte el peinado.

Tan pronto como sonó la campana, ella le derribó de una patada giratoria. Mirándole desde arriba, sonrió con suficiencia.

Lo habéis visto mucho en películas actuales. En lugar de aceptar a la luchadora como a una igual desde el principio, alguien pone en duda su habilidad con un comentario machista que aluda a su manicura o a su maquillaje. Es un tío paternalista y baboso diseñado para que nos asquee y nos pongamos del lado de ella cuando le parta el culo. Pero… ¿es necesario?

A partir de 1:20. No he podido encontrarla en castellano, pero creo que con las caras vale. En general, todo el tratamiento de Natasha es bastante sexista en esta escena, pero bueh.

Si de verdad quieres derrotar al sexismo en la ficción, haz algo tan revolucionario como no introducirlo en tus historias. Que las luchadoras (y científicas, y mecánicas, y demás) no tengan que ir un paso más allá que sus contrapartidas masculinas para demostrar su capacidad. Que no haya bromas, ni codazos, ni sonrisillas. Un mero “Hola, soy Paca y me han transferido a esta unidad” “Bienvenida, Paca” basta.

“Pero no es realista”, dices. “En el mundo hay sexismo y…” Vale, tienes razón. Pero si estás escribiendo fantasía, ya estás rompiendo con el realismo. Si escribes ciencia ficción, imaginas una posibilidad irreal. ¡Aprovecha la oportunidad para normalizar las cosas!

Lo hacen bien en: Pacific Rim. Raleigh reta a Mako sin objección hacia sus capacidades como luchadora. ¡Al contrario! Cree que hará un buen trabajo y le interesa tenerla como compañera.

¿Cómo evitarlo?: Es tan sencillo como permitir a la audiencia aceptar que una mujer puede ser igual de competente que un hombre sin tener que demostrarlo.

3. “Yo no soy como las otras chicas”

—¡Jamás me imaginé que una chica pudiera patearme el culo de esa manera! dijo Dudebro nº15.

Es que no soy como las otras chicas respondió ella con una sonrisa de suficiencia.

No. No no no no no. NO. STAHP. No digas eso jamás (a no ser que seas un personaje imbécil que de verdad se lo cree y cuya misoginia interiorizada sea parte de tu carácter). Cuando una mujer dice eso, intenta diferenciarse de la feminidad, debilidad o llámalo X del resto de mujeres. Al alejarse del resto del colectivo enarbolando su habilidad (o diferencia de gustos, o lo que sea), está echando mierda sobre las demás como si sus circunstancias fuesen inferiores a las suyas.

Cersei Lannister
Hola, me llamo Cersei y soy mujer. Creo que todas las mujeres que no son yo son tontas y manipulables. ¿Qué dices, Taena? Sí, claro, toma todos mis secretos. Ja ja ja. La tengo en el bote.

Luego ya, si se le ocurre decir a su contrincante “Peleas como una chica” para ser aún más cool, la echo al fuego.

Lo hacen bien en: Cualquiera en la que no se mencione esta frase. Por decir una: Santa Olivia. Loup es hija de un “hombre lobo” y, como tal, tiene características físicas diferentes a las del resto de personas. Cuando empieza a entrenarse para ser boxeadora y su compañero de sparring remarca lo rara que es, ella lo admite. Es diferente a los demás. A todos los demás.

Cómo evitarlo: No lo uses. Ya está.

4. “Es buena para ser una chica”

—¡Vaya! Para ser una chica, hay que ver cómo pelea —dijo Dudebro nº345.

Parece que es un cumplido, pero en el fondo encierra un significado sexista. Acepta la valía del personaje, pero a costa de su condición de mujer. Va de la mano de “Es guapa para ser negra” y derivados. No tiene mucho más y sobra a no ser que intente ilustrar el sexismo del personaje que lo menciona.

agent carter
Carolina Porfírio (Kaol)

Lo hacen bien en: Nuevamente, en cualquier historia en la que no aparezca. Diré la saga de Harry Potter. Hermione (y McGonagall, y Bellatrix, y un montón de brujas más) son personajes muy competentes y nadie remarca que sean mujeres. En el caso de Hermione, los comentarios son respecto a su herencia de sangre (y siempre en positivo: Es nacida de muggles y una de las mejores magas de su generación).

Cómo evitarlo: No mencionándolo a no ser que se intente caracterizar al personaje que lo dice.

5. La protagonista no tiene amigas o compite con otra mujer por un hombre

—No, no salgo con las pijas de mi clase. ¿Para qué? ¿Para oír hablar todo el día sobre zapatos? —dijo ella con una sonrisa de suficiencia.

Estoy aburridísima del estereotipo de que la mujer es una loba para la mujer. Me cansa muchísimo que tengamos que andar todo el día tirándonos de los pelos porque no nos soportemos, porque nos tengamos envidia o celos. Me duerme ver el clásico triángulo amoroso en el que dos mujeres se hacen la zancadilla continuamente por un hombre, o que el grado de antagonismo en la trama de una de ellas sea proporcional a cuánto quiere liarse con el chico.

chicas peleando
Ja ja ja. Esto es divertido porque no es real. Vía

Quiero ver historias en las que dos mujeres (o más) forjan una amistad y la mantienen a lo largo del tiempo, sin importar si una es más guapa o más lista, o si a las dos les gusta el mismo chico. Quiero ver cómo se respetan y se apoyan, o se echan un capote la una a la otra cuando se encuentran de bajón o tienen un problema, en lugar de aprovechar el momento para darse un taconazo. ¿Significa esto que no puede haber auténticas cabronas en tu historia? No, para nada. ¿Significa eso que no puede haber triángulos amorosos? No, tranquilo. Pero hay que hacerlo bien, dándole profundidad y no cayendo en la misoginia femenina barata.

Lo hacen bien en: La leyenda de Korra. A Korra y Asami les gusta Mako, que las corteja de forma simultánea. En lugar de tirarse de los pelos entre sí, Korra y Asami siempre son cordiales la una con la otra, llegando a forjar una amistad intensa entre sí que ¡Spoilers! culmina con una relación amorosa. Entre dos chicas de color bisexuales, nada menos. Fuck yeah.

Cómo evitarlo: Desarrolla las amistades del personaje femenino con otras mujeres, sobre todo si una de los antagonistas es otra mujer. Un protagonista masculino siempre tendrá un mejor amigo sea el villano del género que sea. ¿Por qué no hacer lo mismo con una chica?


Todo esto es mi opinión personal, claro. Creo que eliminando estos tópicos la cosa queda mejor. Hay quien dice que darle una paliza a un sexista es feminista. Pues no sé, la verdad. Yo, personalmente, lo encuentro de lo más artificioso y torpe. Prefiero que todo sea orgánico en lugar de que la trama se detenga a gritar “¿¿¿ves??? ¡Sabe luchar!”. Ya lo descubriré cuando lleguen los orcos.

¿Te ha gustado? Aquí tienes más:

Desarrolla tu narrativa jugando: 5 juegos de mesa ... Hace un par de fines de semana aproveché el tiempo espléndido para encerrarme en casa a jugar a juegos de mesa (pero el sol entraba por la ventana y a...
La medida de la badass Tenía pendiente escribir un post sobre personajes femeninos fuertes, pero quería espaciarlo un poco más respecto al último de esa temática. Por otro l...
3 detalles de worldbuilding que me vuelven loca Parece que este mes me he puesto egocéntrica. Si ya hablé de las cosas que me interesaban y las que me echaban para atrás, hoy me toca ponerme picajos...
Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

61 comments

  1. PdMatos says:

    Pues me he coscado en este artículo que cumplo en mi cómic con al menos el primero de los tópicos que, fíjate, no pensaba entonces que fuera malo (una de las protas es la menor de 7 hermanos y la única niña, y practica artes marciales, aunque empezó a hacerlo para defenderse de sus hermanos). Y llevo un rato viendo a ver cómo lo corrijo a estas alturas =_D

    • Rocío says:

      Ojo, ojo. No es que sea *malo*. Es que a mí me chirría, y supongo que también a otras personas. No hace falta que corrijas. Si fuese un crimen, ya habríamos metido a medio mundo en la cárcel. Como he dicho, lo hecho, hecho está. En los siguientes trabajos podemos tomárnoslo de otra manera.

  2. Mar says:

    Muy de acuerdo, aunque lo de patear el culo a un misógino no lo veo del todo mal… xD
    Creo que a veces por querer desmarcarnos de una realidad bastante machista los autores podemos caer sin darnos cuenta en alguno de estos tópicos. También otras el contexto puede condicionar las decisiones narrativas (verdad vs. verosimilitud). Es complicado, pero merece la pena el esfuerzo.

  3. Joan JT says:

    Uno de los tópicos que yo estoy muy cansado de ver especialmente es el de “Si hay una antagonista femenina, será la chica protagonista la que pelee contra ella. Porque no queda bien un prota masculino que pega a una mujer, aunque sea una luchadora temible y encima una asesina de masas”. Eso en obras realmente progresistas, como Mad Max, se lo pasan por el forro (cuando pelean Max y Furiosa ninguno de los dos parece estar conteniéndose), pero por lo demás se ve muchísimo.
    Pero estoy de acuerdo en todos los que has puesto. Muy buen artículo. Y la primera imagen es perfecta xDDD

  4. Serbero says:

    Muy de acuerdo con lo de romper con el realismo. No creo que el sexismo sea intrínseco del ser humano si no que es propio de nuestra sociedad actual, y si estás creando un mundo diferente, no es necesario que exista.

    Por cierto, muy buenas las referencias a Canción de Hielo y Fuego (Arya rules xD).

    • Rocío says:

      Yo tampoco creo que sea intrínseco, aunque sí pienso que la discriminación lo es. Si no añades discriminación por sexo, deberías hacerlo por otras cuestiones, como por raza, procedencia o hasta color de ojos (como en El camino de los reyes, de Sanderson).

      También es verdad que no siempre se tiene por qué eliminar el sexismo en la fantasía y CF. En ocasiones, sirve para tratar temas realistas a través de metáforas. En El privilegio de la espada, de Ellen Kushner, se subvierte muy bien el primer punto del artículo. En ella, una chica aprende a luchar bajo órdenes de su tío. Pero su tío, un noble decadente, no quiere hacer otra cosa que escandalizar a la sociedad porque es un troll.

      Canción de Hielo y Fuego trata muy bien todo lo que he comentado más arriba. Los personajes femeninos son muy variados, se equivocan y aciertan con la misma probabilidad que los masculinos. Cersei me encanta. Es una villana de pacotilla tan cegada por sus complejos que no es capaz de sacarle provecho a sus virtudes. Su misoginia interiorizada me fascina porque se nota que se ha escrito así a propósito. Ella cree que es mejor y en su intento de demostrarlo falla estrepitosamente.

      • Serbero says:

        Claro, la discriminación siempre está presente, de alguna forma u otra. Incluso en “Yo, robot”, donde los humanos discriminan a los robots. Todo depende del mensaje que pretendes transmitir.
        CdHyF tiene unos personajes fascinantes, masculinos y femeninos. Sam, por ejemplo, es odiado por su padre porque se comporta “como una chica” y no sirve para ser un gran señor, y sin embargo demuestra que es capaz de valerse por sí mismo usando sus propias aptitudes.

  5. bufalo1973 says:

    La escena donde se enfrentan en un ring el machote con la chica y le suelta la típica frasecita machista sólo la veo bien si es porque en realidad lo que está haciendo es comprobar si puede mantener la sangre fría ante un imbécil que le suelte esa chorrada. Vamos, que esté en plan “maestro cabrón”.

  6. Álex says:

    Me ha encantado.

    Ese ejemplo de Korra me ha conquistado. Una gran heroína y un gran personaje, sin duda. Por desgracia no suelen verse personajes así, la mayoría de escritores y guionistas confunden el concepto de Mary Sue con el de heroína que sabe valerse por sí misma.

    Lo que más me escandaliza de todo esto es la exagerada sexualización de la figura femenina dentro de la ficción. Estamos tan acostumbrados que ni nos damos cuenta, pero si analizamos fríamente cualquier libro o película encontramos casos como los que comentas aquí, y por un tubo. Y ya de videojuegos ni hablamos.

    Si me lo permites, te dejo un artículo que escribí hace tiempo sobre este tema:
    http://www.inteligencianarrativa.com/como-crear-personajes-femeninos-originales/

    Me encanta tu blog, una pena no haberlo descubierto antes. Acabas de ganar un fiel seguidor.

    Un saludo.

    • Rocío says:

      Sí, lo que mencionas acerca de las Mary Sues es muy peligroso. Hacer un buen personaje femenino (o negro, o gay, o de cualquier minoría poco representada) no implica que tenga que ser perfecto. Me aburro mucho con personajes perfectos. Yo quiero alguien que haga cosas buenas y malas por mil y un motivos, y que además sea femenino, o gay, o negro. Korra me encanta porque es una maldita bestia. Su reacción a las cosas que no entiende es dar una patada giratoria y destrozarlo. Es bastante refrescante en un pj femenino.

      De la sexualización se podría hablar en otro momento, sí. La imagen destacada que he puesto arriba del todo es de este comic: http://harkavagrant.com/index.php?id=311 . En él trata mucho sobre los personajes femeninos fuertes mal escritos y la sexualización que se pretende hacer pasar por liberación.

      Le echaré un ojo al artículo, no lo dudes 😉 Nos vemos por aquí.

    • Rocío says:

      Eowin mola mucho, que conste. Creo que el que se disfrace no es tanto para poder luchar por ser mujer que por poder luchar cuando Eomer no quiere que lo haga por protegerla. Al menos así lo recuerdo yo (pero no lo tengo muy fresco).

  7. Zervio says:

    Que caña. Me doy cuenta de que, en gran parte gracias a mi amor por sorprender y “llevar la contraria” a todos los esterotipos (sexistas o no), así como a mi predilección a las marcianadas, no cometo esos errores (y eso sin saberlo!)

    Seráporque esos personajes que describes son tan estereoripados que no tienen capacidad alguna de sorprender.

    No… Te doy la razón. Ni un pj Y tiene que ser Y ni un pj X tiene que ser X porquesí. Con lo que mola que la chica reparta leña sin tener que justificarlo…

  8. Raul says:

    Me ha gustado mucho el artículo. Y justo lo he recordado mientras veía el último trailer de Batman vs Superman donde Wonder Woman le dice a Bruce Wayne: “No has conocido una mujer como yo”. Apenas estoy comenzando a escribir relatos, todos estos consejos los tendré en cuenta. Gracias!

  9. sergut says:

    Me sorprende que no hayas mencionado este diálogo de 1986:

    Dudebro #12: Alguna vez te han confundido con un hombre, Pistolera Cachas?
    Pistolera Cachas: No, nunca. Y a ti?

  10. sergut says:

    Me sorprende que no hayas mencionado este diálogo de 1986:

    Dudebro #12: Alguna vez te han confundido con un hombre, Pistolera Cachas?
    Pistolera Cachas: No, nunca. Y a ti?

    Claro, que puestos a hablar de Vasquez bien podríamos hablar de Ripley como personaje o de Alien (no sus secuelas) como película que no cometía ninguno de los errores que comentas hace casi cuarenta años, demostrando que no es tan difícil si hay voluntad. 🙂

    • Rocío says:

      También es verdad que Alien fue escrita en un principio como la historia de EL teniente Ripley y que decidieron hacerle un genderflip en algún punto. Eso sí, de la escena en bragas no se libró 😛 Y ojo, que Ripley mola mucho.

      • sergut says:

        Bueno, más que un genderflip, tengo entendido que el guionista dejó escrito “the crew is unisex, all parts can be either male or female”. No es más genderflip Ripley que el androide. 🙂

        En todo caso, mi punto principal era Vasquez, cuyo famoso diálogo imagino que ejemplifica bien tus cinco puntos y ni siquiera es la protagonista (como Ripley o Leia, u otras mucho más recientes).

      • sergut says:

        Bueno, más que un genderflip, tengo entendido que el guionista dejó escrito “the crew is unisex, all parts can be either male or female”. No es más genderflip Ripley que el androide. 🙂

        En todo caso, mi punto principal era Vasquez, cuyo famoso diálogo imagino que ejemplifica bien tus cinco puntos y ni siquiera es la protagonista (como Ripley o Leia, u otras mucho más recientes).

        PD: En todo caso, y para que quede claro que esto no es más que un comentario jocoso, enhorabuena por el artículo que me parece muy bien. 🙂 /thumbsup

  11. Imanol says:

    El punto 5 me parece muy interesante. Es habitual ver en la ficción buenos ejemplos de “amistad masculina” y muchos sobresalientes, en los que se capta de manera sublime esas cosas indescriptibles. Podría mencionar varias (muchas veces son historias muy varoniles de guerra, boxeo etc.), pero no puedo recordar ni una sola de amistad entre mujeres que me resulte memorable y sin tener que meter conflictos amorosos de por medio.
    Recomendaria el trabajo de Hayao Miyazaki y su increíble labor de presentar a sus protagonistas como personajes muy reales en mi opinion. Desde las mas guerreras en la princesa mononoke a las mas perdidas e inseguras como Nicky la aprendiz de bruja.

  12. Gap says:

    No me parece preciso lo de que Cersei crea que todas las mujeres son tontas menos ella, Cersei cree que todo el mundo es tonto menos ella, no hay más que ver cómo aparta a toda persona competente del consejo real. El tema es que con Taena hubo una mezcla peligrosa, por un lado exceso de confianza en su capacidad de fascinarla y tenerla comiendo su palma, por otro una íntima necesidad de abrirse a alguien, de tener una confidente para no helarse en la cumbre de esa montaña en la que creía estar.

    • Rocío says:

      Lo he comentado en otros sitios y sí, es cierto que quizá Cersei no sea tan misógina como podría ser otro personaje. Sí que veo en ella un desprecio patente a la feminidad, intentando ser un hombre (su padre, su hermano) en lugar de utilizar su posición a su favor, como haría Catelyn.

      • Gap says:

        No, si tienes razón, Cersei verdaderamente desprecia a las mujeres por su feminidad, pero lo gracioso es que también desprecia a los hombres por su masculinidad.

        • Rocío says:

          También es cierto xD Cersei es un personaje muy lleno de odio. Es lista y sabe usar sus “armas de mujer”, pero se limita a tirar de sexo y oro cuando podría aprovechar su influencia como diplomática y política y tener una regencia bastante decente (como estaba haciendo Margaery y como habría hecho Cat en su lugar). Lo que pasa es que está paranoica perdida, bebe de más y encima le hacen la cama.

    • Rocío says:

      A toda. La proporción de personajes masculinos y personajes femeninos está totalmente desequilibrada. Hay un par de chicas que están muy bien, que son Éowyn y Galadriel, y las dos se desempeñan genial en sus papeles respectivos. En la película introducen a Arwen realizando actos épicos que en los libros no lleva a cabo y donde, corrígeme si me equivoco, ni siquiera habla. Puedo recordar a la Sacovilla-Bolsón, a Baya de Oro, a la mujer de Sam, y poco más. Seguramente me deje algún personaje, pero hace mucho tiempo que me leí los libros.

      La diversidad racial tiene un fondo bastante oscuro. La gente del este (asiáticos y árabes del mundo real) son partidarios de Sauron. Pero claro, se publica en los años 50 con dos guerras contra países asiáticos muy recientes. Es hasta lógico.

      Lo que quiero decir son dos cosas. Uno, que es innegable que ESDLA es un campo de nabos. Es incontestable. Sí, hay dos personajes femeninos guays, pero no mucho más de donde sacar miga, porque son dos frente a un reparto enorme de personajes masculinos que hacen cosas. Lo segundo, que ESDLA es hijo de su tiempo y que el señor Tolkien nació en el siglo XIX. Que lo sorprendente sería que hubiese hecho lo contrario. ¿ESDLA es una obra disfrutable e inmortal? Desde luego. ¿Éowyn y Galadriel son buenos personajes? Absolutamente. ¿Se le podría pedir más? Si hubiese sido escrito ayer, sí. En el 54 no.

      • griselda says:

        Sí que habla, quizás no mucho, oponiéndose por ejemplo a la decisión de su padre élrond de que no se una a Trancos (no me acuerdo en este instante el otro nombre del que sería finalmente el rey)

      • Nieves says:

        Dato curioso: Tolkien también sufrió presiones machistas que coaccionaron su creatividad. En el señor de los anillos, el papel de Aragorn estaba originalmente pensado para una princesa, dijo Tolkien. Pero lo tuvo que cambiar porque al principio tenía que dar miedo, los hobbits tenían que empezar desconfiando de ella, y eso en su época no era políticamente correcto.
        Por eso tuvo que cambiarlo, y crear luego a la princesa guerrera Eowyn de Rohan, un intento feminista más fácil de insertar.
        Dicho por Tolkien en una vieja entrevista.

  13. Ana Cleta says:

    ¡Maravilloso artículo! Desde pequeña pensaba algo parecido cada vez que veía estas situaciones en alguna serie o película (incluso en la vida real!) pero nunca lo supe explicar bien, creo que el resumen que haces es justo y preciso. Ojalá algún día llegue a ser como dices (:

    • Rocío says:

      No es que haya obras sexistas per se (a no ser que se titulen LA MUJER ES MUY MALA Y SOLO SIRVE PARA FREGAR), es que usan tópicos sexistas. Scott Pilgrim, en particular, peca de algunos de ellos, aunque que yo recuerde no son exactamente los que he enumerado arriba. Tampoco es que me golpeasen en la cara; es un cómic que disfruté mucho cuando lo leí. Que una obra tenga fallos no significa que no podamos disfrutar de ella, y viceversa.

  14. Logan says:

    ¡Ay! Esta entrada no puede ser mejor. Es una maravilla. Has reflejado cada uno de mis pensamientos cuando leo o veo cine. Es precisamente una de esas cosas que intento hacer cuando escribo, creo que cuando escribes fantasía tienes la oportunidad de crear personajes no sexistas que viven en sociedades no sexistas (aunque pueda haber diferentes culturas dentro del mismo mundo y unas lo sean) que si una mujer es la protagonista, lo sea y nadie la ponga en duda por ser una mujer, nadie haga comentarios de sorpresa sobre el hecho de que sea una mujer y sea fuerte, sino, que sea algo independiente del género. Si es una protagonista femenina pero no es fuerte, que no lo sea por el hecho de haber nacido mujer, si no por otras circunstancias ajenas a su sexo, igualmente que un personaje masculino no tiene por qué ser fuerte por ser hombre, y que si no lo es, no se le llame “nenaza”, porque las niñas no tiene por que no ser fuertes.
    Adoro tu blog <3

    • Rocío says:

      Gracias, Logan. Yo creo que los personajes femeninos tienen que ser interesantes independientemente de su fuerza. No todo el mundo puede pelear o soportar cualquier cosa sin romperse. En ocasiones se tiende a pensar que para evitar caer en los tópicos de mujer débil hay que hacerlas indestructibles, pero no es eso. Tienen que ser interesantes y variadas, tanto como lo sería un personaje masculino en su posición.

      Sobre la fantasía creo que ya hemos oído muchas veces eso de “no puedo poner una mujer o un negro haciendo eso, porque en el pasado no ocurría así”. Tampoco había elfos ni enanos, ni las mujeres iban convenientemente maquilladas y depiladas sin importar su estrato social. En eso no nos importa tirar de fantasía.

  15. Lexa says:

    Interesantísimo para una como escritora! Aunque ya he publicado mi primera novela de fantasía, esto me servirá en el futuro, mi protagonista es mujer y sale de su pueblo sin saber cómo defenderse y aprende al quedars en un reino vecino, con ayuda del príncipe de dicho reino, que la acompañará en su travesía pero sin una relación amorosa de por medio, pero ella toma la determinación de pedirle que le enseñe, pues desea salvar a su reino, de haber leído esto antes lo habría escrito mucho mejor, pero de todos modos me servirá volverlo a leer en el futuro. Muchas gracias 😀

  16. Diego says:

    Hola Rocio, gran artículo, me gustaria buscar la película que mencionas al final del tercer punto, la de “santa olivia”, pues estoy intentando buscarla y no me sale nada de nada, podrias decirme el título original o alguna forma de poder buscarla, muchas gracias

  17. Rocío says:

    Me ha gustado un montón… Salvo “dos chicas de color”. De cual color? Azul? No decir “negras” y usar ese eufemismo es racista. Y tú creo que no lo eres 🙂

  18. marta says:

    Este domingo echaron Pacific RIM en la televisión. Mira que ya la había visto y aún así en el momento de la pelea espere esa típica tópica escena sin mayor perjuicio y más como “venga la típica escena” …. madre mía así de interiorizado lo tengo! :/

  19. Eowyn Zirbeth says:

    Y sin embargo, respecto a los personajes de Arya y Brienne en parte, al menos, se decantan por la lucha porque estéticamente no son femeninas, y eso las deja aparte, a Arya con cierto resentimiento, a Brienne con mucha pena. Sólo las Serpientes de Arena son, aunque no todas, luchadoras/fuertes y guapas. Pese a ser buenos personajes y escapar en parte al sexismo, no lo logran enteramente, pues se define su fuerza frente al modelo masculino y siempre como contraposición a una “carencia” (belleza, ser hija legítima) propia de los valores masculinos en una sociedad patriarcal. Es decir, “no son como las otras chicas”, y por eso son personajes a tener en cuenta e interesantes. De hecho, el ser “chica normal” es lo que hace que Sansa sea tan insufrible para muchas de nosotras (se deja llevar, maltratar, humillar, pero todo eso mientras nos la presentan, al principio, como guapa que gracias a ser femenina según los cánones, se dedica a tratar mal a quienes no son como ella, mientras que Arya es “noble y directa” como un chico: valores masculinos bueeeenos). Y es que es muy difícil sustraerse realmente a entender que una mujer es fuerte no por lograr ser igual de competente en posiciones, profesiones, habilidades, etc, habitualmente atribuidas a hombres, sino que las mujeres deberían ser consideradas fuertes hagan lo que hagan por cómo lo hacen, y no sólo por lo que hacen. Ejemplo: Molly Weasley.

    Respecto a El Señor de los Anillos y las mujeres, lo cierto es que estoy en total desacuerdo con lo que se comenta. Como explicarlo me llevaría mucho tiempo, os dejo un audio donde lo explican muy bien, del programa Regreso a Hobbiton de la Sociedad Tolkien Española.
    http://www.ivoox.com/regreso-a-hobbiton-2×03-el-papel-la-audios-mp3_rf_11099508_1.html

    • Rocío says:

      No estoy de acuerdo respecto a Arya. Su hermana la llamada fea, pero creo que es la única que lo hace. Su espíritu guerrero y activo viene de Lyanna, una mujer muy hermosa con disposición para las armas que además hacía cosas “femeninas” (como llorar cuando una canción era muy bonita o aceptar un matrimonio concertado aunque sepa que el tío le va a poner los cuernazos). Las serpientes de Arena no son todas guapas. Obara es descrita varias veces como fea y hombruna. Están educadas en las armas (aunque insisto, no todas, ya que una domina los venenos) y en los estudios superiores (Sarella está en la Ciudadela), además de que cuentan con conexiones nobles, religiosas y académicas. ¿De verdad se limitan a “educarlas como hombres”? Yo creo que las Serpientes son de lo más variadas.

      Que “no sean como las otras chicas” no las convierten en los únicos personajes femeninos interesantes. Catelyn es el ideal de la mujer noble medieval, hábil diplomática y muy respetada por los demás. Utiliza su poder para lograr sus objetivos. ¿Crees de veras que Martin desequilibra la balanza, o son los lectores los que se dedican a cagarse en Sansa porque representa los valores femeninos de una muchacha, algo que detesta nuestra sociedad?

      • Eowyn Zirbeth says:

        No es sólo Sansa la que la llama fea. En general, las chicas la tratan distinto por no ser guapa, incluyendo a la cuidadora. La llaman Arya Caracaballo, etc. No digo, por otro lado, que sea la única razón, pero sí que el ser feas influye en que se interesen por otras cosas que no sea bordar, matrimonio, etc. Y de las Serpientes de Arena he dicho que no todas eran guapas, pero aún así el que se las considere personajes fuertes se debe, precisamente a que dejan el rol adjudicado a las mujeres para hacer cosas de hombres, o precisamente porque al ser bastardas no encajan en lo que una mujer debería ser en esa sociedad. No es que las eduquen para “ser como hombres”, sino que lo que las define como personajes fuertes es, a muchas de ellas, esas habilidades propias de hombres. Y sí, Catelyn es fuerte al estilo femenino, pero no la mencionabas, por eso yo me remití a tus ejemplos. Por cierto, ¿cuándo se dice que Lyanna tenga disposición a las armas? Recuerdo que le gustaba cabalgar, pero no recuerdo lo de las armas (no me los releo desde 2012).
        Tampoco digo que el que “no sean como las otras chicas” las hagan los ÜNICOS personajes interesantes. Digo que, en esos personajes, es el ser diferentes lo que las hace interesantes. Martin es muy hábil al coger esas características adjudicadas en general a las mujeres por el tópico sexista y darle la vuelta para hacerlas interesantes. Pero fíjate que Catelyn la caga precisamente por seguir el patrón de ideal medieval de mujer noble y diplomática, y acaba muerta. Sobreviven y “prosperan” las que o son fuertes como hombres o se humillan “como mujeres”. Sansa (pobrecita mía) sobrevive porque se deja hacer, porque no saca los pies del plato dentro de un rol de mujer. Arya( pobrecita también) sobrevive porque se vuelve una asesina, se masculiniza… Cuando Catelyn trata de influir sin renunciar a ser quien es, la machacan. No considero nada de esto defectos, porque tienen todo el sentido del mundo en el tipo de sociedad de los Siete Reinos. Lo que digo es que, incluso cuando personajes femeninos son fuertes y exitosos, lo son si siguen un patrón masculino de lo que es ser fuerte o ser exitosa. Sansa no me cae mal por ser guapa, por querer casarse y ser reina, porque le guste bordar (yo misma bordo y me encanta). Me cae mal porque maltrata a su hermana por ser diferente, porque se tira cuatro libros (considero Festín de Cuervos y Danza de Dragones un único libro) para empezar a reaccionar, porque antepone gustarle a Joffrey a decir la verdad… Pero, sobre todo, me da pena. Mi percepción es que no escapan al sexismo porque es necesario para que en ese mundo fucionen, para que el mundo de Juego de Tronos, en sí, funcione. Y por eso Cersei es un personaje tan grande y tan odiable: porque es el exponente perfecto de tía que desprecia a las mujeres por lo que un hombre desprecia a las mujeres: por ser mujeres. Y, sí, luego está el que desprecia a todo el mundo, pero porque no sabe querer a nadie. Y luego está Daenerys, que es precisamente el personaje que mejor desarrollado está como mujer que destaca sin dejar de ser mujer ni pretender ser otra cosa, que se hace fuerte poco a poco (la antítesis de Sansa, hasta el momento). Y cuando en Danza las hormonas le hacen perder un poco los papeles, me sigue gustando, porque eso es algo absolutamente normal. Me hubiese decepcionado si no superase lo de Drogo y no se hubiese dejado llevar por sus instintos. Y, sin embargo… si te fijas, es cuando vuelve a ser “femenina” cuando es derrotada (aunque se vaya a sobreponer y a pasar a todos por la barbacoa). Es tan difícil escapar a los estereotipos sexistas…

        • Rocío says:

          Las chicas amigas de Sansa la llaman fea, claro. Y la septa también, pero es que Sansa es una preciosidad y Arya tiene una cara Stark. Pero Ned la llama guapa y más tarde el Hombre Bondadoso también lo hace. Ahora mismo no te puedo poner la fuente, pero hace poco escuché un podcast referente al personaje de Arya y si realmente era tan fea o sólo la comparaban con Sansa.

          No he mencionado a Catelyn porque este artículo no trata sobre las mujeres como ella, sino sobre mujeres de armas. Puedes encontrar uno que sí lo hace en la portada, pero valoro igualmente a los personajes femeninos capaces de desempeñarse mediante la violencia como los que no. Otra cosa es que no sean tan comunes (por desgracia).

          Se menciona que Lyanna les pegó una paliza a unos escuderos que molestaron a Howland Reed en el torneo. Además, durante una visión de Bran en Danza, se ve a Lyanna machacando a su hermano Benjen delante de un arciano. Una de las teorías dice que el Caballero del Árbol Sonriente que casi vence en el torneo de la Falsa Primavera es Lyanna, y que por eso Rhaegar se fijó en ella.

          Catelyn la caga porque está tan cegada por el dolor que libera a Jaime Lannister y provoca a Karstark, que a su vez, cegado por el dolor, rompe su juramento con su señor y se rebela. Robb le ejecuta. Sansa empieza como una pobre niña a la que se le echa el mundo encima y aguanta palos hasta que descubre que puede intentar sacar provecho de su posición. Esto es lo que Cersei trata de enseñarle. Cersei sería una muy buena política y sabría manejarse muy bien si su paranoia y hambre de poder no la convirtieran en gilipollas. Tiene la madera, pero comete un error tras otro en busca de protegerse de la profecía que la atemoriza y la lía.

          A mí Sansa me caía fatal en Juego porque me identificaba por Arya, pero a partir de que despierta en Choque, empecé a sentir una gran simpatía. Poco a poco aprende a jugar al juego. Después de todo, se encuentra rodeada de pesos pesados todo el tiempo: Cersei, Margaery, Olenna y luego Meñique. Y, aunque le cueste, va oponiendo cada vez más resistencia. Por ejemplo, en su boda con Tyrion se niega a agacharse para que le ponga la capa y le humilla, igual que se niega a acceder a que consume el matrimonio con ella. (Y por eso odio lo que han hecho con Sansa en la serie y con todas las mujeres, porque a Cat la convierten en una madre sollozante para que Robb haga cosas de héroe, cuando no es más que un crío tomando decisiones de crío).

          Cersei es uno de mis personajes favoritos, ya lo he dicho arriba, porque tiene muchísimos conflictos internos y podría hacer grandes cosas pero no las hace. Dany, por el contrario, la veo muy pez. Si no tuviera dragones, no tendría ningún poder. Nadie la seguiría. Se deja llevar por sus emociones, estallidos de ira, ataques de compasión… Es muy Targaryen en ese aspecto, pero como gobernante no vale, como dicen “ni pa tomar por culo”. Algo normal, teniendo en cuenta que tiene 16 años… Pero eso. Que me pongan una Cat que sepa mandar y que se quiten los dragoncitos y las chiquillas.

  20. Lorena says:

    Me ha gustado mucho el artículo, sobre todo esto: “Si de verdad quieres derrotar al sexismo en la ficción, haz algo tan revolucionario como no introducirlo en tus historias. Que las luchadoras (y científicas, y mecánicas, y demás) no tengan que ir un paso más allá que sus contrapartidas masculinas para demostrar su capacidad”. Creo que ahí radica la mejor forma de evitar el sexismo en la ficción, y es una idea que he tenido muy en cuenta al crear el universo de mi webcomic Bookwyrms: nadie da (ni pide) explicaciones a por qué tal personaje masculino o femenino ocupa tal puesto, o actua de tal manera. Claro que no es realista, pero sirve para demostrar que es sensato y, sobre todo, posible.

  21. MadridCrepuscular says:

    Me ha gustado mucho este artículo, la verdad es que tenemos que superar todos esos tópicos machistas
    No obstante, cuando hablas de que en los mundos de fantasía podemos retirar el machismo, pienso que sí pero no.
    Crear mundos libres de machismo es genial, lo he hecho muchas veces. Ojalá el nuestro lo fuera. Pero a mí me gusta crear mundos con machismo en el que las protagonistas se enfrenten a él y cuenten con aliados para ello. ¿Podría ser feminismo fantástico? ¿Una metáfora de la lucha contra el heteropatriarcado?
    Repito que me ha gustado mucho y espero no caer en ninguno de los tópicos en mis libros. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *