Portada » 5 cosas que me encantaría encontrarme en una novela fantástica

5 cosas que me encantaría encontrarme en una novela fantástica

No pasa nada por caer en lugares comunes, pero la repetición suele llevar al aburrimiento. A mi aburrimiento, al menos. Este post es bastante personal. En él voy a describir las cinco cosas que me gustaría encontrarme en una novela de fantasía, ya sea una sola o las cinco a la vez. A veces, cuando escribo, intento utilizar alguna de ellas. Otras, las ignoro y me dedico a darle vueltas de tuerca a otros aspectos de la historia. Lo bueno de la fantasía es que, realmente, no hay nada escrito en piedra. El género tiene un potencial infinito, y por desgracia solemos quedarnos con una porción muy pequeña.

Así que aquí está mi lista de cinco cosas que me gustaría encontrarme en una novela de fantasía y que probablemente llamasen mi atención inmediata si las leyera en la sinopsis:

1 – Un protagonista realmente atípico

No es raro que las historias traten de desmarcarse unas de otras utilizando el gancho del “protagonista atípico”. Los protagonistas suelen ser gente extraña, con dones maravillosos que hasta ese momento nadie conocía. Si la novela es de alta fantasía ochentera, es probable que el protagonista sea un joven labrador con su apacible vida en el campo hasta que los malos llegan a buscarle porque en realidad es el último hijo de una afamada familia real/de hechiceros/de seres mágicos. Pero esto es como lo de ser políticamente incorrecto: si estás repitiendo lo que se viene diciendo desde que tus abuelos, no estás siendo revolucionario. Estás plegándote a la costumbre.

No hay nada malo en seguir el canon, y está claro que un personaje aburrido no se merece el título de protagonista. Tal vez ni siquiera se merezca aparecer en tu novela. Pero me encantaría encontrarme con una novela que describa a un protagonista realmente inesperado. ¿Y si el elegido no es el muchacho prepúber del pueblo, sino su atareada madre ya entrada en la cuarentena? ¿Y si es el prepúber, pero resulta que es ciego y carece de poderes sobrenaturales que le permitan circunvalar su invidencia? ¿Y si su inteligencia no llega a la media? ¿Y si es feo? ¿Y si es más bien corriente, sin ninguna característica ni poder que le distingan de otros? ¿Y si es un anciano? ¡Hay poca fantasía protagonizada realmente por ancianos! ¡Quiero ancianos badass!

2 – No hay romance, o no es un romance clásico (pero de verdad, como en el punto 1, no en plan comedia romántica)

A mí las subtramas de romance me gustan. Si están bien ejecutadas, me gustan mucho. Sin embargo, me encanta cuando se quedan en el apartado de subtrama y los personajes se preocupan por salvar el mundo, la ciudad, o la gloria de sus madres. La fantasía (y ci-fi) juvenil se ha visto fagocitada por el romance, motivo por el cual celebro encontrarme una novela YA en la que la chica se preocupa más por su trabajo que por quién le acabará tocando la pepita. El último libro sin romance que he leído ha sido Terrier, de Tamora Pierce, que os recomiendo encarecidamente si leéis en inglés. La protagonista tiene dos asesinos que cazar y sí, Rosto the Piper es guapo y le pone ojitos, y a veces a ella le dan mariposillas, PERO TIENE DOS ASESINOS QUE CAZAR. Que le den a Rosto. De 500 páginas, Beka no se para a examinar sus sentimientos y relación con él más que en ¿10? ¿20?. Os aseguro que la narración describe con más interés las cenas y desayunos de Beka que sus desvaríos de enamorada.

novela fantasia
Tiene un bastón con núcleo de plomo, un gato-constelación y habla con las palomas. Pa qué romances.

Encadenando con el número uno: ¿sabéis un tipo de protagonista atípico? Uno asexual, o arromántico. O uno al que el romance no le importe excesivamente. La idea universal de casarse por amor es casi totalmente nueva. Durante miles de años, la gente se ha casado por conveniencia, política o por practicidad, y nadie se ha muerto. Bueno, sí, Bécquer, Goethe y compañía, no me miréis así. Alguna gente que se casaba por amor y moría por amor, pero estamos en el supuesto de que no. Si tu novela se inspira en tiempos pasados, ¿por qué tu protagonista no acepta la mano de la muchacha con posibles? Mira que es un partidazo. Yo aquí lo dejo.

¿Y qué tal un cortejo a la antigua? ¿A la muy antigua? Del tipo de enviar cartas para pedirle permiso para cortejar, o para preguntar si le puede enviar flores. Del de acudir a los padres de la muchacha (o muchacho) para proponer un paseo por el boulevar con carabina, y dar gracias.

3 – Una Edad Media diferente

La Edad Media cuenta 1000 años. Eso, por si hace falta que lo remarque impertinentemente, es un montón de tiempo. Y, aun así, seguimos atascados en el feudalismo heteropatriarcal (¡ha dicho heteropatriarcal!) de la Inglaterra del siglo XIII. Hay mundo más allá. Alister Mairon os sugirió en su día que saquearais la Historia. ¿Por qué no lo estáis haciendo?

novela fantasia
Saquead la Historia como los bárbaros saquearon Roma y dejad en paz los feudalismos un rato.

Cuando se escribe bien, no tengo queja más allá del hecho de que por muy bien que te cocinen las alubias, después de la quinta semana consecutiva de comerlas probablemente las odies. Pero cuando se escribe mal, con un worldbuilding copypasteado de las obras anteriores, sin nada que merezca remarcarse ni que lo diferencie de las tres mil millones de novelas de fantasía épica, es infumable. Sí, la Edad Media es cómoda porque no hay que pensar ni documentarse mucho. Después de todo, te has leído ESDLA, CDHYF y QWERTY. ¿Para qué ir más allá? Pues para no aburrirme a mí, por ejemplo, que es un motivo más que válido.

4 – Relaciones familiares extendidas

Demasiado a menudo, los héroes son huérfanos y no tienen dónde caerse muertos. Si alguien los acoge, probablemente sea un tío malicioso que se dedica a maltratar al protagonista hasta que se hace mayor. O un tío benigno que muere justo en el momento preciso para que el héroe salga de viaje con el mentor.

novela fantasia
“Mira, sobrino, por ahí viene la trama. Vamos a despedirnos ya.”

Las relaciones familiares extendidas tienen un potencial muy interesante. Me gusta que se vea cómo se relacionan los padres y los hijos, los padres entre ellos y con sus propios padres. Hay tíos y primos, y otra familia extendida como los primos segundos, o los suegros, o los cuñados. Las historias que involucran a la realeza suelen centrarse en una familia nuclear sin tener en cuenta que el deber de cualquier noble es procrear como un conejo para asegurar la línea dinástica. En el pasado no existían métodos anticonceptivos fiables (o existían, pero fueron cultivados tan intensivamente que las plantas se extinguieron. Os miro a vosotros, romanos), así que lo natural es que hubiese un montón de hijos por todas partes.

5 – Un mundo más allá de los continentes

La tierra firme está bien, lo reconozco. Me gusta vivir en ella. Pero en un mundo de fantasía, todo es posible. ¿Qué tal si dirigimos la mirada hacia el mar y creamos una nación flotante? ¿Y si nos sumergimos bajo las aguas y nos preguntamos el tipo de reinos subacuáticos que podrían existir? ¿Sirenas, o algo diferente? ¿Y el aire? Con la magia o la tecnología necesaria, la civilización podría trasladarse a los cielos, como en Bioshock Infinite. También es posible crear países en las entrañas de la tierra, en túneles y cavernas de la corteza terrestre iluminados por hongos fosforescentes y calentadas por chimeneas volcánicas. ¿Cómo afectaría a la vida, o a los posibles humanos? ¿Qué aventuras daría a luz este nuevo medio? Piénsalo, escríbelo y me lo cuentas.

¿Qué os gustaría encontrar a vosotros? ¡No olvidéis dejar un comentario!

 

¿Te ha gustado? Aquí tienes más:

Cómo escribir una novela (II) Una vez tengas la idea, te darás cuenta de que es más un conjunto de imágenes, retazos de personajes, escenas sueltas y diálogo desordenado que UNA id...
Por una amiga: cómo escribí mi relato para La otra... Por si no lo sabíais, Laura Morán lanzó una convocatoria para una antología llamada #LaOtraFantasíaMedieval. Pretendía demostrar que el medievo no tie...
Instinto animal: una antología de lobas y cambiafo... La Editorial Café con Leche ya ha puesto en preventa la edición digital de Instinto animal. Para aquellos que me sigan, decirles que una servidora p...
Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

24 comments

  1. Yo también quiero ancianos bad-ass Siempre pensé que mercería lapena una historia en la que un anciano padre abandonara la seguridad de su aldea en busca de su hijo que marchó a la guerra/aventura/absurdasideasdegloria y descubriera un mundo oscuro y sangriento fuera de la seguridad de sus fronteras.

    Yo nunca lo escribí, ¿hay alguien que lo hiciera? ¿Y dónde puedo conseguir un ejemplar?

  2. Muy chulo el post, Rocío. Ya se te echaba de menos.
    La verdad es que poner algunos de estos elementos en una novela haría que quisiera leerla de forma automática. Me gusta cuando se rompen los clichés.

    Por ejemplo, una de las cosas que más me gustó de “La Guerra de las Brujas” de Maite Carranza es que no deshace de los padres en ningún momento, acompañan a la protagonista en los tres libros.

    Y cuando sale un abuelete que lo parte a todos nos encanta, ¿por qué no ponerlo como prota? Aunque con las editoriales tradicionales lo veo difícil, ya que sólo publican cosas que sepan seguro que van a vender y no arriesgan con nuevas propuestas.

    En fin, que me ha encantado.

    ¡Un beso!

  3. Lanarch says:

    Tienes que echarle un vistazo a Glorantha, aunque no hay muchas novelas. Por ejemplo, toda la trama de la Guerra de los Héroes en el Paso del Dragón incluye matrimonios místicos, ancianos badass (Minaryth Púrpura FTW), reinas tribales a tutiplén, acojorrebeliones y acojomasacres, magia hecha por miles de personas, matrimonios que te concierta el clan y a todo el mundo le parece bien, robo de vacas, batallas de baile mágico que transcurren a la vez en la tierra y la bóveda celeste (y no recuerdo si en el infierno, al que por cierto se puede ir físicamente en al menos un par de agujeros), peña que viaja al tiempo antes del tiempo para robarle secretos a los dioses, bebés de gigantes que bajan río abajo en una cuna que todo el mundo quiere asaltar, dioses que mueren a mansalva, batallas navales, nómadas montados en bisontes, heteromatriarcado y heteropatriarcado y caos semifeminista y dioses que tienen magia para follar mejor o cambiarte de sexo, y por supuesto patos. Qué más puedo decir. No hace falta ni que la ballena zombi del pantano elevado salga de juerga ni que se consume el genocidio que están preparando los elfos.

    Joder, quiero una serie de esto.

    Te dejo un pato adorador de Lankhor Mhy. https://armchairadventurerblog.files.wordpress.com/2015/03/3674538909_c90c4c8a18.jpg

  4. Puck says:

    Debido a que justo me acabo de tragar un ladrillo de 600 páginas de Tom Clancy (los americanos ganan porque son los buenos) y necesitaba desintoxicarme, he acudido a Amazon para buscar los 100 primeros de “Fantasía” por si había algo que me llamara la atención. Me he encontrado que nueve de cada diez libros que aparecen van de una especie de paranormal romance con vampiros/hombrelobos/cambiaformas/magos/brujas (pick 2+) donde el/la protagonista está representada en portada de forma atractiva (y con poca ropa) con un fondo de colores pasteles/oscuros.

    Supongo que la generación Vampiro está en edad de leer ahora. Pero por alguna razón me ha dado pavor, he leído ya varias novelas de Sookie (hasta que me di cuenta que la autora ni se leía su libro anterior para escribir el siguiente) y de Harry Dresden (mi plan es que Butcher acabe la p serie y binge-leer todas), así que para que me cuenten lo mismo otra vez… brrr. Paso. Demasiados universos.

    Y creo que esto no es la primera vez que me pasa.

    Al turrón, después de decirte que me ha traído hasta aquí (no, no es coña, buscando libros de fantasía) una pregunta para tí ¿que tal es la novela esa de Tamora Pierce? ¿Terrier? ¿Fantasía oscura? ¿Detectives en ambiente medieval? Me gusta que haya tortas y mala leche y que no tome al lector como lerdico.

    ——————————————————–

    A cambio te digo las 5 cosas que quiero ver en una novela fantástica, las que me gustaría encontrar.

    a) Mis 3 “tes”: Tiros tetas y tiburones: Bueno, eso sería en pelis actuales, aquí sería algo así armas afiladas, moñeo y monstruos. Total, si la novela va a ser mala al menos leo violencia y sexo y bichos y me río. Y si es buena, ¡además tiene todo eso!

    Ahora sigamos con cosas de novelas con un poco más de seriedad:

    b) Que la novela sea evocativa: No quiere decir que esté escrita de forma que me pierda entre adjetivos mal puestos. Sino que en conjunto, me evoque lo que estoy leyendo, ya sea las características del universo, las de los personajes. Howard o Lovecraft son maestros en eso. Y lo hacían en muy pocas palabras. Pero más recientemente, Sanderson, Prachett, McMaster-Bujold…. Martin cuando se va al Este de Westeros. Que me haga sentir que estoy dentro. O que los personajes están en la misma sintonía (aunque quizá con puntos de vista diferentes) que el mundo.

    c) Que los malos tengan sentido. Pueden ser todo lo hijoputas o simpaticoputas que quieras. Pero que haya algo detrás de ellos. Quiero que me gusten tanto como los buenos, aunque luego los destripen y yo disfrute con cada trozo que les cortan. También me vale invertir tu punto 1. Que la mala sea atípica. Y además gorda y fea.

    d) Que no me diga el autor “menganito era el mejor ladrón/asesino/bardo del mundo, con solo verle ya veías que… en su mirada… blablablabla”. Cada vez que empiezo a leer esto de un malo o un bueno, quiero tirar el libro por la ventana (y aprecio mucho mi ebook que ya no fabrican el modelo). Si es el mejor asesino, quiero ver muertos, o si es un ladrón, quiero las bragas de la protagonista en su mano sin que ella se entere. Vamos, un Show don’t Tell o como lo digan.

    e) Que me divierta y me enganche. Vamos, si leo 100 páginas y todo son tragedias, voy a borrar el libro, si no veo conexión en 100 páginas o no me hace “click” fuera con el libro. Y normalmente no le doy ni 100 páginas. Así que el primer párrafo me tiene que enganchar para el segundo y el segundo para el tercero. El primer capítulo tiene que querer hacer que lea el segundo y el segundo… lo pilláis.

    Vamos, que se puede hacer mierda con cosas supernovedosas de los hongos fosforescentes y maravillas con mundo D&D típico (Geralt de Rivia). Y viceversa.

    Y si no cumple los requisitos b a e, Al menos puede tener las tres “tes” del punto a).

    • Rocío says:

      Terrier me ha gustado bastante. Se me hizo cuesta arriba en la primera mitad porque nunca había leído nada de la ambientación, estaba un poco perdida y además había demasiados personajes. Luego descubrí que había un apéndice que me los explicaba, y me explicaba la guardia, el mundo y los términos raros y di gracias. También me cagué en la falta de un índice. POR QUE NO PONEN UNO, REDIEZ. Bueno, el tema.

      Está chulo el ambiente. No lo calificaría de fantasía oscura, pero sí que es más adulta de lo acostumbrado. Es un barrio chungo de una ciudad chunga. La gente es pobre y hace cosas como robar y matar para sobrevivir. La esclavitud es legal (pagando impuestos, muy liberal todo) y algunos padres venden a sus hijos. Algunos secuestran niños ajenos y los venden haciéndolos pasar por suyos. Hay casos de mujeres que pegan palizas a sus hijos y a su marido, y maridos que pegan palizas a sus mujeres y sus hijos, hijos que matan a sus madres, madres que matan a sus bebés… Muy del programa Gente, ya me entiendes. Y Beka lo ve como algo normal del Cesspool (el barrio) y está acostumbrada. A ella también la han zurrado algunos novios de su madre. Para ser YA, a mí me extrañó bastante.

      Luego está el tema de que Beka comenta por encima que ha probado a acostarse con algún chico, pero no da nombres ni detalles ni nada. Porque Beka es la LEY y lo que a ella le interesa es convertirse en Dog, o sea en guardia. Y hablando de los Dogs: cobran sobornos no sé si semanales de todo el mundo a cambio de atención (o desatención) personalizada. Es la Happy Bag y se reparte entre el resto de Dogs. Y cuando a Beka le ofrecen dos monedas de plata a cambio de algo menor y ella se niega, su mentora le dice que si no acepta sobornos, los maleantes empezarán a utilizar otros métodos para conseguir lo que quieren. Así que empieza a aceptar sobornos, como todo el mundo.

      Se nota que está escrito hace diez años, antes de la generación de los vampiros bonitos. De todos modos, es Tamora Pierce, así que sabe lo que hace. Yo te lo recomiendo.

      • Puck says:

        >>La esclavitud es legal (pagando impuestos, muy liberal todo)<<
        En realidad los liberales no queremos ni la esclavitud ni los impuestos, lo dice la propia palabra, basada en libertad, pero supongo que siempre somos la cabeza de turco. "Nuestras políticas socialistas no han funcionado. ¡Malvados mercados! ¡No hay problema, culparemos a los liberales que dijeron que pasaría esto!"
        Quizá era sarcasmo y no me enteré. :p
        —————
        Vale, parece que si evoca y te mete dentro del ambiente. Pues voy a leer unas cuantas páginas a ver que tal.
        Por lo que veo la autora es de la pandilla del Scott Lynch (Locke Lamora) y Elisabeth Bear, que aunque me caen mal, escriben bien.

          • Puck says:

            Eres malvada y mereces la muerte. Por otro lado ya he leído bastante del primer libro y te daré algunos años más de vida por recomendar algo que no es demasiado malo.

            Del libro… me gusta el ambiente corrupto, la sensación de que realmente son guardias/policías (violencia doméstica/alcohólicos) en un mundo con magia y seres fantásticos. Ya te contaré más.

            No se la razón de estar calificado YA…. ¿No hay sexo explícito? (O al menos hasta ahora no lo hubo). Pero puede ser una novela fantástica estándar.

            ———————————————–
            Por otro lado, hablando del punto 2, “no hay romance” o protagonistas asexuales, a tí no te gustó The Deed of Paksenarrión y es justo así 😛

          • Rocío says:

            Es que ni que no haya uno de estos puntos condena a una novela, ni que aparezca la encumbra. De todos modos, el primero de Paksenarrion me gustó bastante. Es el segundo el que me aburrió (porque Paks es muy aburrida, entre otras cosas).

  5. Carla says:

    Ay, Rocío, veo que a ti y a mi nos gustaría encontrarnos exactamente lo mismo. Por eso, la protagonista de mi novela de fantasía es una madre, sin poderes de ningún tipo, con una amplia familia con bastante dinero, por cierto, en una sociedad que recuerda bastante a las culturas clásicas (Roma, Mesopotamia) y en una ciudad un tanto extraña. Aún no me he decidido en el tema del amor, pero pienso más en necesidades fisiológicas que de amor per se.
    Así que nada, cuando esté publicada me cuentas qué te ha parecido :p

  6. Yo estoy escribiendo algo de fantasía épica “clásica” y no me he preocupado mucho de buscar originalidad, pero no sé si te sirve que:

    a) La ambientación es Renacimiento tardío-Siglo de Oro.
    b) El protagonista masculino es un humano modificado genéticamente (tecnología perdida en un pasado remoto) que mide unos 90 centímetros. Su sociedad es un poco más arcaica que la del país donde sucede la trama, por culpa de ese segundo país.
    c) La protagonista femenina es una aspirante a ladrona (aspirante porque intenta ganarse la vida como tal pero no lo consigue, no porque haya una cofradía de ladrones o algo así) que sueña con ser pirata y está entrenada en un arte marcial parecido al savate (kickboxing francés, arte que nació en los suburbios de París; muy propio para una ladrona).
    d) Los dos tenían familias más o menos acomodadas. El chico es huérfano de madre, pero aún tiene a su padre. Las familias siguen vivas cuando ambos se van de aventuras.
    e) La ley existe. Si la violas vas a la cárcel.
    f) Los dos protagonistas saben pelear, pero son combatientes mediocres, en el sentido de que si les atacan dos o más rivales a la vez a cada uno, suelen perder. A veces, un solo enemigo les puede plantear muchos problemas.

    Respondiendo a tu pregunta, lo que me gustaría ver más en literatura fantástica son personajes femeninos como la protagonista de lo que estoy escribiendo (que por eso lo hago). En las novelas de fantasía épica “medieval” en las que aparecen mujeres como protagonistas, sucede que o son muy buenas o son malísimas. No hay casi “pícaras” que estén a medio camino, sobre todo como personajes principales. Tampoco que se impongan a sí mismas un código de conducta propio, o que el honor (en el sentido de cumplir la palabra dada), la fidelidad a un compañero o un amigo o el sentirse responsables de algo las hagan actuar de una forma determinada. Suelen ser como niñas grandes que sólo actuan por impulsos o sentimientos.

    Tienes un blog muy interesante. Saludos.

  7. AJ Kranbel says:

    Es un gusto ver que hay mas mujeres que comparten la idea de que es odioso que los protagonistas se centren mas en los romances que en “salvar el mundo”. Ya me paso con Dragonlance o con La Rueda del Tiempo (que tuve que dejar desesperada porque le buscaban novia hasta al caballo). Es insufrible. Me han gustado las ideas que has aportado, sobre todo lo del protagonista atipico. Yo he intentado salirme de lo tipico, o al menos parodiarlo en mi obra Cronicas Corionicas. El protagonista tiene un poder muy curioso y un caracter que no lo haria popular. Es un elegido, pero no para salvar el mundo sino para destruirlo. Es en si una parodia del tipico elegido. (Disculpen la falta de tildes, teclado extranjero).

  8. francisco says:

    el ultimo mundo q describistes me rcordo a la antipoda oscura de reinos elvidados jajajaa
    geralt de rivia, hablando de viejos bad-ass mundos fantasticos diferentes, leete cualquiera de las sagas de brandon sanderson
    un saludo

  9. francisco says:

    hola
    estoy de acuerdo en varios aspectos
    por suerte existe bastante fantasia q se aleja del fandom del ESDA y del viaje del heroe en uno o varios aspectos como los personajes atipicos o incluso en las razas atipicas, un mundo donde las razas “magicas” no son estereotipadas, los elfos no son perfectos en todo lo que hacen ni todo poderosos incluso q son humillados y maltratados por los humanos, que los enanos no se limiten solo a la mineria, herreria y a la guerra, donde la magia no sea todo poderosa y q el prota no sea el elgido ni invencible, pero q sin embargo ayude al elegido o incluso lo/a crie, me refiero como no a la saga de geralt de rivia, grandiosa, incluso se diferncia dl tipico mundo de ambientacion inglaterra medieval o europa medieval occidental, de hecho el mundo creado por sapkowsky es mas un mundo basado en la europa medieval, si pero oriental, o centro europa, con cultura de centro europa y criaturas del folclore de centroeuropa, jode kukimoras, brucolacos, manticoras, basiliscos, la caeria salvaje…dios…es fantasia diferente y deliciosa que se disfruta y se diferencia de la fantasia clasica como reinos olvidados, dragonlance…etc
    tambien es una fantasia refrescante la del cosmere de brandon sanderson, sus sistemas de magia, sus mundos, cada cual diferente de los demas pero conectaos por el cosmere….como el gran morrcock y su multiverso, aunque este hacia una fantasia mas simple. pero sanderson es que en sus mundos hasta las plantas son diferentes, totalmente imaninativas.
    y si hablamos de fantasia oscura, ademas de la saga de geralt de rivia te recomiendo las trilogias de joe abercrombie, dios es sin duda el amo y señor del grindark
    un saludo

  10. tyess says:

    ¿Familias extendidas a lo Cien años de soledad y amores a la antigua estilo El amor en los tiempos del cólera? Qué García Márquez me cae bien por sus rarezas, pero de YA ni una letra jajaja.

    Yo estoy intentando escribir un romance práctico, con una protagonista que es sensible (o eso cree ella) pero no romántica. ¡Y es muy difícil!

  11. Muy interesantes tus puntos, me alegra estar cumpliendo alguno de ellos en el libro que preparo y los que están por venir.
    Sin embargo hay algunas cosas que las veo más difíciles de lograr: por ejemplo un protagonista ciego, sin superpoderes ni entrenamiento estilo “Kung fu” que protagonice fantasía parece todo un reto, dado que la fantasía suele implicar recorrer grandes distancias, esquivar o derrotar seres sobrenaturales y muchas otras cosas que ponen a prueba los cinco sentidos y alguno más, adaptarlo a las posibilidades de un invidente normal lo convertiría en una historia de autosuperación que se iría alejando del género de fantasía.

    Otro gran reto puede ser encontrar la justa medida para ambientar bien una historia bajo el mar o en ciudades flotantes. Cuando las ves en imágenes y videojuegos te dejan boquiabierto, pero un libro requiere más profundidad, requiere más y más ambientación para argumentar eso (y eso de meter paginas y paginas de ambientación y explicación de paisajes no gusta últimamente) si no lo argumentas bien al final parece un postureo para cazar lectores, si insistes demasiado al final puede crear un mundo demasiado ajeno al lector. Quizás sea demasiado esfuerzo cuando el verdadero rey de una novela es la historia que se cuenta, el mundo es una herramienta.

    También esta el hecho de que para un autor es imposible justificar todos los aspectos de un mundo y muy a menudo el lector termina pensando “eso está mal” o “¿y si son capaces de hacer volar millones de toneladas de rocas porqué no se las tiran encima a la ciudad enemiga?” o “si tienen una maquina que genera cualquier cosa, ¿por qué no generan comida para todos y se acaba la guerra?” Creo que cualquier ser humano tiene ciertos limites en su imaginación, si preguntases a alguien de hace dos siglos como imagina una escuela del año 2000 sería así: http://www.elcorreo.com/noticias/201408/09/media/clasesigloxx.jpg
    Imagina la dificultad de imaginar cada detalle de una ciudad voladora.

    En concreto los puntos tres y cuatro de tu artículo los subrayo con rotulador fosforescente.

    • Rocío says:

      >Sin embargo hay algunas cosas que las veo más difíciles de lograr: por ejemplo un protagonista ciego, sin superpoderes ni entrenamiento estilo “Kung fu” que protagonice fantasía parece todo un reto, dado que la fantasía suele implicar recorrer grandes distancias, esquivar o derrotar seres sobrenaturales y muchas otras cosas que ponen a prueba los cinco sentidos y alguno más, adaptarlo a las posibilidades de un invidente normal lo convertiría en una historia de autosuperación que se iría alejando del género de fantasía.

      Eso es porque relacionas la fantasía con la alta fantasía de manera impepinable. Es muy posible que haya un protagonista invidente en una novela de intriga en un mundo fantástico, o una de fantasía histórica. También en fantasía oscura: quizá el monstruo sólo ataque a quienes lo ven y por descarte él prevalezca. Además, que una persona sea invidente no implica que sea incapaz. Te doy el ejemplo de Richard, el maestro de Katherine en El privilegio de la espada. Mientras que en el primer libro era el mejor espadachín de la Ribera, en el segundo se ha vuelto un ermitaño a causa de su ceguera (que no es total, pero importante). Aun así, es capaz de desenvolverse por su casa y dar clases de esgrima tan bien que Katherine no nota su condición hasta que le reordena los muebles y le provoca una caída.

      Los otros párrafos de tu comentario los respondo con: ¡es que nadie dijo que fuese a ser fácil! Ahí tienes a Brandon Sanderson inventándose flora y fauna de cero en El Camino de los Reyes y el libro tiene un hype que no se aguanta (a mí es el libro de él que menos me gusta precisamente porque no hay mucha trama). Está claro que es mucho más fácil describir una fantasía accesible, pero si alguien se atreve a tirar por una fantasía más despegada y se esfuerza para que quede creíble, a mí me gustaría leerlo.

      De todos modos muchos de vosotros os tomáis la lista como algo necesario para que la novela de fantasía sea buena, y ya he dicho que es sólo mi lista personal de fangirl.

  12. Yo lo único que no le veo al punto 1 es que me encantaría un prota atípico, pero me daría MUCHO miedo no tratarlo como se merece y que me falle algo súper básico de documentación. Supongo que por eso soy una maldita maniática de la documentación xD

    En otro orden de las cosas.. Como odio el clásico cliché de la Edad Media del rey sin herederos. Es que mi mujer no me da hijos, ¡llamemos a un hechicero al que le prometo mi primogénito para tenerlos! Vamos a ver, si lo único que quieres es meter a tu hijo en una guerra civil, adelante, porque es lo único que vas a hacer si te sigues quedando sin heredero. Que conste que solo acepto esa trama cuando la hace una mujer porque si no se queda encinta la decapitan: ahí me parece súper válido. Pero el rey, ¿en serio? ¿tanto te costaba seguir las tradiciones y tener una concubina? Reconoces al hijo y aire. Como mucho te sale feo o libre de enfermedades por que su madre no es tu prima y ya.

    A mí me gustaría una Edad Media basada en la época de Al-Andalus, que de la de Inglaterra estoy un poquito cansada.

  13. Fisgón says:

    Hola! Yo conozco un libro de fantasía que tiene todas estas características: un prota profundo, la familia es importante y es una ucronía steampunk moderna con bosques prohibidos. NO es Edad Media gracias al cielo.

    La verdad es que es increible. Se transformó en mi libro favorito de fantasía junto con Canción de fuego y Hielo y lo escribe una autora de wattpad llamada Ciruela Ácida. Se llama “No cruces el Bosque” y es que en serio me cambió la vida un poco. Yo me había decepcionado bastante de la fantasía hasta que me topé con esta historia.

    La autora incluso se burla de muchos clichés de la fantasía dentro del propio libro.

    El protagonista es un niño de 12 años muy bien construido, y aunque el prota es un niño, la novela tiene muchos personajes increíbles, como su abuelo, el espíritu cornudo del bosque o su hermano y sus padres. Lo puede leer cualquiera. Y también tiene una trama política. Recuerda un poco a los mundos creados por Hayao Miyazaki.

    Te lo recomiendo muchísimo!

    PD: Me topé con tu blog de casualidad y me gusta bastante! Te felicito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *